Cargando contenido

Ciénaga de Santa Marta / Foto Colprensa- Hoy Diario del Magdalena



La Ciénaga Grande de Santa Marta en el Caribe hace parte de un complejo de espejos de agua con más de 20 lagunas. Es considerado uno de los humedales más grandes de Colombia que está en proceso de recuperación, según Corpamag (autoridad ambiental).

Hace más de 2.000 años se propiciaron las condiciones para el establecimiento de la fauna y la flora en especial de los manglares, aseguró el informe “Habitantes del agua: El complejo lagunar de la Ciénaga Grande de Santa Marta”, realizado por la economista María Aguilera Díaz.

Este humedal sufre transformaciones drásticas. Entre 1956 y 1960 se construyó la carretera de la vía Barranquilla - Ciénaga que interrumpió el flujo hídrico natural entre la ciénaga y el mar impactando en el incremento de la salinidad, lo que a su vez derivó en la pérdida de bosques de manglar, según el informe de Aguilera.

Actualmente se busca construir la doble calzada Ciénaga – Barranquilla, un proyecto polémico dada las implicaciones negativas de la anterior carretera.

La Ciénaga es también considerada uno de los ecosistemas más importantes del mundo. En 1997 fue incluido en la convención Ramsar y en el año 2000 fue declarada por la Unesco como Reserva de la Biósfera.

RCN Radio conversó con Karen Margarita Forero Bula, subdirectora técnica de la Corporación Autónoma Regional del Magdalena (Corpamag) quien habló sobre el proceso de recuperación y la polémica construcción de esta nueva carretera.

¿Cómo está en este momento la Ciénaga Grande de Santa Marta?

La ciénaga está en un proceso de recuperación. El año pasado la incluimos en el Registro Montreux, un listado de entornos bajo amenaza grave, los cuales requieren atención prioritaria. Esto lo hicimos ante la recomendación de la comisión Ramsar (convención internacional de humedales) para recuperarla lo más cercano a su estado natural.

Se necesita establecer de nuevo el flujo del agua. Su dinámica natural fue interrumpida con la construcción de la vía Barranquilla- Ciénaga.

En ese sentido, se están haciendo esfuerzos muy grandes. En 1956, antes de la construcción de la carretera, se reportó la existencia de 51 mil hectáreas de mangle. En 1995 bajaron a 18 mil hectáreas. Hoy se recuperaron más de 22mil y en total hay cerca de 42 mil hectáreas.

Sin embargo, este valor fluctúa según los cambios de clima. En años de fenómeno de El Niño se perdieron varias hectáreas de mangle.

¿Cuánto se ha invertido en la recuperación de la ciénaga?

Todos los años hemos recibido aportes del Gobierno Nacional. Estas inversiones se hacen desde los años 90, cuando el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aportó más de 80 mil millones de pesos para hacer la recuperación inicial de la ciénaga.

Con recursos nacionales, desde 2006 hasta 2016 se ha invertido más de 50 mil millones de pesos. Solo el año pasado se invirtió 44 mil millones de pesos. Estos recursos llegaron de entidades como: Invias, DNP, Ministerio de Medio Ambiente y también recursos de la misma Corpamag.

¿Cuáles fueron las causas del deterioro de la ciénaga?

Sin duda la carretera porque no contempló las conexiones hídricas en la ciénaga. Además, porque es un ecosistema de agua salada y dulce. Esta característica,  muy particular de la ciénaga, también resultó afectada porque en algunos sectores hay mayor concentración de salinidad, provocando el deterioro del ecosistema que vive del equilibrio de agua dulce y salada.

Asdemás, tenemos 14 municipios asentados en la zona, algunos botan la basura a la Ciénaga, porque no tienen un buen manejo sanitario.

Sabemos de algunas malas prácticas pesqueras, quema de mangle para su comercialización, entre otras causas.

Con todo esto ¿Cómo ve el panorama en la ciénaga?

Yo veo un panorama muy alentador. Hay una recuperación importante de mangle, hay más pescadores concientes con el medio ambiente... vemos una ciénaga con todos los ojos puestos.

¿En qué va la licencia ambiental para la doble calzada?

Hay una doble calzada proyectada para la vía Ciénaga – Barranquilla. Todavía está en proceso, se han hecho varias mesas técnicas con las autoridades ambientales. Se estableció un lineamiento que deben tener en cuenta (Instituto Nacional de Vías- Invías-)  a la hora de la construcción. Todavía no está totalmente aprobada la licencia ambiental... Esta debe ser una oportunidad para no cometer los mismos errores del pasado.

Por: Carolay Morales.