Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

ONG alerta sobre daños en el ecosistema del Amazonas por deforestación y minería

Foto: Colprensa




El coordinador de la Región Amazonas y Áreas Protegidas de WWF, Tarsicio Granizo, advirtió que el 17% de la selva del Amazonas ya ha sido destruida debido a la deforestación y la minería, con más de 800 permisos entregados para la explotación minera en áreas protegidas y 6 mil solicitudes en trámite para ser aprobadas.


En entrevista con RCN Radio, Tarsicio Granizo aseguró que pese a el manejo irresponsable que se ha tenido para extraer todo tipo de materiales de este ecosistema "la selva de la Amazonía aún se mantiene en buen estado, debido a que el 25% de este bioma se encuentra dentro de áreas protegidas y otro 30% es territorio indígena, lo que ha logrado conservar la integridad de sus bosques".


El Amazonas cuenta con 6 millones de Km2 y las reservas de agua más grandes del mundo, además de riqueza en fauna y flora y los más de 360 pueblos indígenas que habitan en la zona. Sin embargo, se están viendo amenazados por la minería legal e ilegal, además de la tala de árboles que ha consumido el 17% del territorio.


Según Granizo, "la deforestación tanto en Colombia como en Perú no ha aumentado pero tampoco ha disminuido a diferencia de Brasil en donde se ha tomado conciencia de los efectos negativos de esta práctica para los biomas del Amazonas".


El coordinador de la Región Amazonas y Áreas Protegidas de WWF agregó que "pese a los malos manejos por parte de las grandes industrias y a la explotación de minerales, la Amazonía todavía conserva más de la mitad de su territorio en perfecto estado y esto debemos cuidarlo, no podemos seguir abusando de las riquezas que nos entrega este territorio".


Según este informe de Amazonía Viva, existen actualmente 800 bloques mineros para ser explotados; hay aproximadamente 20 "súper" carreteras para ser construidas y más de 200 proyectos para construir represas, lo que preocupa ya que "son obras de desarrollo que si bien son necesarias, van a causar un impacto grande en zonas importantes del Amazonas", sostuvo.


Granizo alertó sobre la necesidad de "mantener el porcentaje alto de áreas protegidas bajo territorios indígenas, y pensar en un nuevo modelo de desarrollo a nivel de biomas".


"Estamos hablando de una construcción sostenible de represas, de hidroeléctricas y cambiar la matriz de producción energética", con el fin de mantener el balance en la producción de recursos renovables, explicó.