Oso anteojos. Foto: Corponariño.

  El CTI de la Fiscalía y la Policía Nacional investigan la muerte de un oso de anteojos que habría sido, al parecer,  descuartizado en Nariño. Según la Corporación Autónoma Regional de Nariño (Corponariño) partes del animal (las garras) fueron dejadas a la entrada del  Parque Nacional Natural Complejo Volcánico ‘Doña Juana’ en Nariño con dos cartas que advertían del hecho. "Aún no sabemos si realmente se trata de un oso de anteojos, ni quién lo hizo y porqué. Las autoridades están investigando", señaló Fernando Burbano, director de Corpornariño. Y añadió: "Se encuentra un animal incompleto, una fracción correspondiente a una garra y parte de una porción de piel, no se tiene evidencias del resto del cuerpo. Además no se sabe con certeza si es uno o dos, los osos asesinados". [imagewp:265299] Garra, al parecer, de un oso de anteojos. Foto: Corpornariño. Burbano señaló que la autoridad ambiental "trabaja permanentemente" en acercamientos con la comunidad para educarles sobre la importancia del oso de anteojos, especie en vía de extinción. Afirmó que en esa zona del país, existe un conflicto ambiental entre los campesinos con ganado y el oso de anteojos ya que los primeros, se sienten inconformes con la presencia del animal. En un comunicado enviado por Corponariño mencionó que algunos campesinos ( no especifican el número) hicieron presencia en una reunión en la que esta entidad presentaba una estrategia, justamente  para disminuir este conflicto. "El 80 % de los asistentes se retiraron del auditorio advirtiendo que las Entidades mencionadas debían atenerse a las consecuencias. Posteriormente se presentaron los hechos frente a la presunta caza de este espécimen que se encuentra en vía de extinción", señaló el reporte.