Lagos de Tarapoto, Amazonas. Foto: minambiente - Jaime Rojo/ WWF.



Este jueves se oficializa la declaración del complejo Lagos de Tarapoto, en el departamento del Amazonas, como el primer humedal Ramsar de la Amazonía colombiana.

La Convención Ramsar, que lleva el nombre de la ciudad de Irán donde se adoptó en 1971, es un acuerdo internacional entre países y organizaciones no gubernamentales para frenar la degradación de los hábitats de humedales. Actualmente 69 países y 2.258 sitios hacen parte de la Convención.

El complejo de humedales de Tarapoto es un sistema de aproximadamente 30 lagos que poseen una enorme biodiversidad. Incluye más de 883 especies de plantas, 244 de aves, 201 de mamíferos –entre ellos el delfín rosado–, 176 de peces, 57 de anfibios y 30 de reptiles.

Adicionalmente, el compromiso de las comunidades indígenas Ticuna, Yagua y Cocama, quienes habitan la región en calidad de resguardo indígena Ticoya, abren las posibilidades de conservación y uso sostenible de la región.

El Gobierno, en cabeza del ministerio de Medio Ambiente asegura que "se generarán oportunidades en materia de alimentos, medicina ancestral, construcción, ornamentación, ceremonias y rituales socioculturales".

El complejo de Tarapoto será el noveno humedal de esta categoría en el país y su designación promueve la cooperación internacional para la financiación de proyectos de conservación de la biodiversidad en este ecosistema y contribuye a la protección de los recursos naturales.

En el evento de la oficialización de la declaratoria estará el presidente Juan Manuel Santos y autoridades ambientales.