Frutas producidas de forma orgánica. Feria de Negocios Verdes en Bogotá. Foto: RCN Radio.

Cerca de 83 campesinos de Cundinamarca llegaron hasta Bogotá con sus productos orgánicos. Varios de ellos se asociaron, entre otras cosas, para ser  más accesible al consumidor. "Todos los expositores, cerca de 83 productores de alimentos,  se han retirado de utilizar cualquier insumo químico para la producción de sus cultivos o en la ganadería", aseguró Néstor Franco, director de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (Car). Yudi Daza del municipio de Chia vende tomates que cataloga como "producción limpia". Ella cuenta que pasaron de producir el tomate con químicos a hacerlo de forma natural. [imagewp:417908] Jabones orgánicos. Feria de Negocios Verdes en Bogotá. Foto: RCN Radio. "Vendemos seis tomates a 2.500 pesos. Las personas tienen la concepción que  lo orgánico es más costoso, pero nosotros nos asociamos  con otros campesinos para producirlo de forma más económica", dijo otra de las socias de Yudi. Una de las hortalizas que más se fumiga es el tomate, comenta. Asegura que están utilizando una técnica llamada alelopatía con la que dejaron de fumigar con químicos. Cada mes en el Jardín Botánico de Bogotá, los campesinos exponen sus productos naturales sin intermediarios. Ellos aspiran a que "el negocio de lo orgánico" tome más fuerza en Colombia y no sea solo para la élite,  sino para todos.