Los dos terrenos recuperados por la Agencia Nacional de Tierras están ubicados en Bukarú y Paraíso  en el sector de Arrecifes en el Parque Nacional Natural Tayrona en Santa Marta. Según Parques Nacionales, en ese lugar se realizaba eco-turismo, venta de droga y hasta prostitución. La familia, conformada por diez personas, tuvo que desalojarlo, luego que la Agencia Nacional de Tierra recuperara los baldíos ocupados de forma ilegal. Julia Miranda, directora de Parques reportó que 14 instituciones del Estado participaron en el restablecimiento de 1.5 hectáreas en cada terreno. "Estos terrenos se encontraron en uso tremendamente inadecuado. Estas personas los estaban invadiendo desde hace 30 años ", contó. La Agencia Nacional de Tierras afirmó que, existen 470 casos más de terrenos baldíos ocupados de forma ilegal en parques nacionales. Las personas desalojadas deberán enfrentar cargos por delitos ambientales, labor que llevará a cargo la Fiscalía.