Solo quedan 4 en el mundo, un macho anciano y tres hembras. Los intentos de reproducción asistida han sido fallidos. El lunes en el zoológico de Dvur Kralove, centro de república Checa, murió Nabire, una hembra de rinoceronte blanco que tras su muerte deja a solo cuatro ejemplares de esta subespecie en vía de extinción en el mundo. El director del parque Zoológico, Premysl Rabas, reconoció que es "una pérdida difícil de describir", ya que en este lugar nació la rinoceronte el 15 de noviembre de 1983 , luego de que se lograra la única reproducción en cautiverio de esta especie en el mundo. Nebire murió luego de una serie de rupturas de un quiste de 40 kilogramos y de padecer durante los últimos años importantes problemas de salud. En el mundo solo quedan cuatro rinocerontes blancos, una hembra anciana, llamada Nola en el zoológico de San Diego, y un macho anciano llamado Sudán, que vive con dos hembras Najim y su hija Fatú, en la reserva keniata de Ol Pejeta. El número de estos animales disminuyó significativamente en el mundo debido a la caza furtiva, por las presuntas virtudes afrodisiacas atribuidas a su cuerno.