Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

En el programa RCN Al Fin de Semana de RCN Radio recordamos que un 8 de abril de 1933, los nazis alemanes realizan la primera quema pública de libros del régimen, "imitando las peores tendencias de la antigüedad", según recuerda Manuel Drezner en su libro "Día a día de la literatura.

Se recuerda que, además de autores judíos como Heinrich Heine, Franz kafka y Stefan Zweig, la quema incluyó obras de grandes autores como Heinrich Mann, Ernest Hemingway y Paul Roland, entre otros.

Este ritual de fuego de odio se repetiría el 10 de mayo de 1813, cuando miles de profesores y estudiantes realizaron una “purga interna literaria”, como la denominaron, en la que quemaron centenares de libros con la consigna de purificar la cultura alemana, que se agregaba a sus postulados de purificar la sangre.

Más de 70.000 seguidores de Hitler se reunieron en Berlín durante estas fechas del año 1933 y en todo el país se replicaron este tipo de encuentros para poner en la hoguera los libros que consideraban malditos, dentro de una jornada que denominaron como “la acción contra el espíritu anti-alemán”.

La Deutsche Welle (DW) contaría que más de 70.000 libros fueron traídos a la pira en camiones y en carretillas desde distintos lugares de Alemania y que un líder estudiantil expresó esa anoche al referirse al “espíritu no alemán”: “Entrego todo lo que lo representa al fuego”,  mientras lanzaba un libro a la hoguera.

Los actos de abril y mayo del 33 se enmarcaron dentro de la estrategia de perseguir lo que presuntamente afectaba la ideología alemana y fue una de las primeras acciones masivas del régimen nazi, que había tomado el poder a finales de enero de ese año.

En un artículo publicado en la DW, en el año 2013, se recuerda que la quema de libros en  el Opernplatz de Berlín fue el acto central que fue transmitido a los hogares alemanes a través de la radio.

Aquel 8 de abril muchos de los estudiantes habían aparecido en uniformes de las organizaciones nazis y algunos líderes estudiantiles seleccionados arrojaban pilas de libros alimentando las llamas con denominadas proclamas de fuego contra la decadencia y la corrupción moral, por la disciplina y las costumbres en la familia y el estado, en acciones que se repetirían posteriormente en el mes de mayo de 1933.

Para la historia queda una frase del poeta Heine, que aseguraba que “donde se queman libros se terminan quemando personas también”.

Se recuerdan como antecedentes de estos hechos la quema de la biblioteca de Alejandría, en el año 47 antes de Cristo, luego que la ciudad fuera capturada por el ejército musulmán; la quema del libro de asesinato de académicos en la China del año 213 Antes de Cristo y la destrucción de códices mayas y aztecas.

Dentro de esas dinámicas salvajes se recuerda el hecho conocido como “La hoguera de las vanidades”, ocurrido en Florencia (Italia) el 7 de febrero de 1947, en el que los seguidores de un monje quemaron toda clase de objetos considerados como pecaminosos e inmorales, entre ellos centenares de libros.

En Colombia se recuerdan cómo el 13 de mayo de 1978, la sociedad San Pío X convocó en Bucaramanga a un acto de fe para quemar libros que consideraban como corruptores y pecaminosos, entre ellos varios de Gabriel García Márquez, Jean-Jacques Rousseau, Carlos Marx, revistas pornográficas y hasta una Biblia que, a juicio de los convocantes, era una edición protestante.

Tiempo después, se formó una gran polémica en Colombia Cuánto se denunció la participación en este hecho de Alejandro Ordóñez, justo cuando en ese momento se desempeñaba como Procurador General de la Nación.

También son recordadas las quemas de libros protagonizadas por los nadaistas que quemaron en Cali algunos ejemplares de la novela María, de Jorge Isaacs, en un gesto simbólico para dar entender que había terminado el romanticismo que caracterizaba la literatura de entonces y empezaba el tiempo de esa irreverente propuesta literaria.

Una historia del fanatismo ideológico a propósito de la quema de libros por parte de los nazis en una jornada ocurrida hace 89 años.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.