Cargando contenido

Un libro del Externado reúne las reflexiones de diversos investigadores sobre nuevos caminos que puede tomar esta sector estratégico.

La academia no pierde la esperanza en la paz; sueña con una Colombia sin que los conflictos escalen a la violencia y que las masacres que ocurren en el territorio nacional pasen a ser tan sólo simples glosas marginales a pies de páginas. Por supuesto, los colombianos no hemos perdido la fé, y le seguimos apostando a un país con garantías para la consolidación de la industria y el bienestar de sus habitantes. Debemos reconocer que nuestra vocación no es empero industrial. Nuestras economías abarcan diversos escenarios, como la agricultura, la ganadería, la industria y la manufactura, la piscicultura, la extracción de metales y recursos, y un gran fuerte es el turismo, que desde 2010 hasta el año 2018 creció un 150%, según informó el año pasado para la época el presidente Juan Manuel Santos. Hoy esperamos que siga la paz para que los extranjeros puedan seguir llegando al país a invertir su dinero y mejorando la calidad de vida de nuestros connacionales. La guerra sólo nos dejará pobreza, ruina, muerte y subdesarrollo.  

En este contexto es que la Universidad Externado de Colombia publicó el libro “Debates contemporáneos sobre turismo (tomo IV) Ética y buen vivir, reflexiones actuales para la planificación y gestión del turismo” una obra rigurosa y pertinente que aborda un tema central a la hora de pensarse el desarrollo y consolidación de la industria hotelera en el país: la ética.  

Es así como un destacado grupo de intelectuales entre los que se encuentran los investigadores Luisa Fernanda Tribiño, Natalia del Pilar Camargo, Daniel Peña, Antoni Serra, José Cardona, Narcisa Ullauri, Ronal Chaca, Natalia Rincón, Laura Marcela Piamonte, Joaquim Majó y Daissy Moya abordan el crecimiento de la industria con la responsabilidad social, y señalan los riesgos de la falta de la misma a la hora de emprender en el país.

Seis son los apartados que aborda esta publicación: 1) Los principios éticos y las motivaciones del turista en destinos Dark tourism. 2) Bienestar animal dentro de los procesos de planificación y gestión del turismo. Una reflexión sobre el trato de los animales en actividades turísticas.  3) La práctica de la ética mediante la responsabilidad social empresarial como elemento fundamental para el desarrollo sostenible de territorios con vocación turística 4) Migración norte - sur, nuevos actores globales en el turismo local. 5) Propuesta metodológica para la planificación del turismo desde el paisaje en los municipios de la cuenca del lago de Tota (Boyacá). 6) Incidencia de la reputación online en la ocupación y rentabilidad hotelera: estudios de caso en Colombia, Ecuador y Perú.

Cada apartado resulta detallado e innovador, y aborda de frente temas tan importantes como la revitalización turística de un paisaje luego de padecer una catástrofe, el maltrato hacia los animales, y las reseñas de los clientes de los servicios en los sitios web.

El capítulo que más me llamó la atención, por su enfoque, fue el segundo: Bienestar animal dentro de los procesos de planificación y gestión del turismo. Una reflexión sobre el trato de los animales en actividades turísticas.  Y es que, no podemos seguir pensando que somos los dueños y amos de la naturaleza, y que podemos disponer como se nos antoje de la vida de los no humanos, sino que debemos buscar construir una relación orgánica con los demás seres vivos, buscando un equilibrio sostenible. Por ello, los autores abordan como la inclusión de las Cinco Libertades dentro de las prácticas del turismo sostenible “promueve una industria ambiental y socialmente más responsable que proteja el bienestar de los animales”, por su puesto, este ejercicio tiene lugar en una práctica de planificación del turismo de manera consiente, lo que resulta en una apertura de caminos fecundos para una nueva industria en dónde no disfrutemos de ver a los animales en cautiverio porque estamos propiciando la interrupción de los ciclos naturales. “Los turistas interesados en la observación  de la fauna observan la vida de animales salvajes, mientras que los cazadores toman la vida de los animales salvajes”. 

Los autores proponen avanzar hacia el turismo sostenible que preserva los recursos, la biodiversidad,  y el ecoturismo, y citan diversos ejemplos, entre ellos, los esfuerzos de realizar observaciones de ballenas sin interrumpir sus ciclos, “sin ser notados”, entre otras.  

La Universidad Externado demuestra una vez más que los libros son herramientas claves para comprender y transformar nuestra realidad política y socio-espacial al abordar temas que son cruciales para el desarrollo de la empresa en los marcos legales. El turismo por demás, es una actividad que el Gobierno debería impulsar y proteger puesto que, genera muchos puestos de empleo, e irriga sus beneficios a otros sectores de la sociedad como el transporte, por ejemplo.

 

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido