Cargando contenido

Un mes antes de la pelea Alfonso López Pumarejo había sido elegido como presidente, luego la Italia de Mussolini ganó el mundial de fútbol.

-“Nos situamos inmediatamente aquí en el ringside para la pelea entre Francisco Pérez “Mamatoco” de Colombia y Bill Scott de Trinidad”, empezaba relatando con emoción el afamado Carlos Arturo Rueda C. en el mes de marzo de 1934.

El Campeón o El Colorado como se le conocía, iniciaba una inédita transmisión en la radio colombiana con su voz pausada y su particular estilo de marcar demasiado las eses y el escenario escogido fue el famoso salón Olimpia, fundado por los hermanos Di Doménico en 1912 y cerrado para la proyección de películas en 1927.

Rueda C recordaría que el coronel Padilla, para entonces presidente de la Comisión de Boxeo de Bogotá, se interesó en que el combate fuera transmitido por la Voz de Bogotá.

-“Esa era una cosa exótica en nuestro medio porque para ese momento no había ningún ambiente deportivo en la radio, entonces hablaron conmigo y les dije que con mucho gusto transmitía el boxeo”, contó en su momento el narrador oriundo de Costa Rica que es considerado el padre de la locución deportiva en Colombia.

Empezaba así una etapa gloriosa que llevó a Rueda a transmitir las primeras vueltas a Colombia en la década de los 50 con la Emisora Nueva Granada, a usar el primer transmóvil  y  a convertirse en el referente de la historia de la radio deportiva en Colombia con una narración rápida, dinámica y picante que se alejaba de ese estilo soso y frío que para entonces habían instaurado los europeos.

Este improvisador maravilloso que puso apodos a los ciclistas y futbolistas del momento y que bautizó con su imaginación a buena parte de los municipios de Colombia, parecía feliz ese día pronunciando reiteradamente  el apodo “Mamatoco”.

Este era el deportista más famoso del momento y su versatilidad en el ring se conjugaba con una polémica personalidad y señalamientos de vínculos con el bajo mundo, maniobras no muy honestas mientras estuvo vinculado con la policía y hasta  acusaciones de ser muy cercano a opositores de Alfonso López Pumarejo.

El crimen de Pérez, ocurrido en el año 1943 en el sector de Teusaquillo, se convertiría después en uno de los tantos episodios judiciales sin resolver en el país hasta el punto que hoy resuena la pregunta: ¿Quién mató a Mamatoco?.

En la antesala de la transmisión de la primera pelea de boxeo en Bogotá, Carlos Arturo Rueda sentía la misma emoción que experimentó cuando siendo niño narró por primera vez un partido de béisbol.

En tiempos de dictador venezolano Juan Vicente Gómez, el narrador de Radio Caracas Radio Esteban Ballesté Jr se emborrachó y no se apareció en el diamante para narrar el partido de dos selecciones infantiles y entonces el dueño de la estación preguntó si alguno de los pequeños podría narrar el encuentro.

-“Yo transmito”, dijo el joven Rueda y se bajó del puesto de cátcher para empezar así una formidable carrera.
En  la Bogotá del año 34, Carlos Arturo le ponía velocidad a la narración para contar a los oyentes el desarrollo del combate: “Los dos hombres en el centro del ring. Entra Bill Scott con un gancho largo de izquierda y  contesta Francisco Pérez…van al clincht y el referee los separa”.

Un mes antes de la pelea Alfonso López Pumarejo había sido elegido como presidente, luego la Italia de Mussolini ganó el mundial de fútbol y Colombia y Perú sellaron la paz, pero probablemente en el recuerdo de muchos el acontecimiento más importante fue esa primera transmisión radial.

Todavía resuena la voz del gran  Carlos Arturo narrando:  “Bill Scott jabeando largo, Mamatoco suelta su swing de izquierda y se va a la lona Bill Scott...están contando 7,8,9,10 y ganó Mamatoco por nocaut  y sigue siendo el insuperable en Colombia”.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido