Foto AFP // Chris Froome

La demostración de Chris Froome, el británico, nacido en Kenya, en el arranque de la semana Pirenaica del Tour, amén de demoledor fue sorprendente. El día de la Fiesta Nacional de Francia, un 14 de Julio, Froome, aumento diferencias a todos, y se consolidó en amarillo, dando un golpe sobre la mesa de las especulaciones que se hicieron en el día del descanso.   Movistar movió la carrera a su antojo, demolió a varios rivales directos, pero se equivocó en plantarle cara al más fuerte del pelotón que sin dudas es Chris. Y señalamos la equivocación al hacer una ecuación sencilla, comparativa en números. Nairo antes de la etapa 10, estaba noveno a 1.59, tras ella es tercero, pero a 3.09, como quien dice atacando, perdieron tiempo, pero ganaron posiciones. Significativamente favorable a Sky y de derrota para Movistar, que aún tendrá terreno para hacer mejor estrategia. Con 30 años, ganador del 2013, segundo del 2012, detrás de su compadre Bradley Wiggins, Froome, ha demostrado a todos que le pueden atacar en cualquier terreno y en todos responde con autoridad y simpleza. Desde este miércoles tendremos los míticos pasos del Aspin, Tourmalet, pero llegada en plano falso, el jueves arribó a Plateau de Beille, a más de 1.700 metros donde ya venció Froome alguna vez y de allí hasta el domingo el cruce del Macizo Central, con algunas ondulaciones que no determinarán nada. La última semana en Los Alpes, puede configurar la historia que ya planteó el Tour: Froome ante Nairo. Si antes había alarma para saber donde se podrían recortar dos minutos, ahora es más dramático, encontrar donde pueden caer los 3.09 que le tomó al colombiano, los 4.01 a Valverde, 4.04 a Contador y 6.57 a Nibali. Froome, pudo haber sentenciado más de medio tour, porque no hay duda que tiene gasolina de sobra y un equipo perfectamente preparado para lo peor. Movistar tendrá que correr más con la cabeza que con las piernas y tanto Valverde como Nairo deberán evitar hacerle más desafíos a un Ingles que parece imperturbable y feliz que lo reten.