Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

A pesar que la sociedad parece hacer invisible el drama del secuestro e, incluso, las cifras oficiales hablan de una drástica disminución de los casos, el drama humano que causa este delito va cada día en aumento mientras las noticias son más bien pocas sobre el tema.

Lejos están los días en lo que los familiares de los militares, policías, políticos y ciudadanos del común hacían cola en las frías madrugadas para enviar mensajes a través de La Carrilera de las seis de Antena Dos, la Noche de la Libertad de RCN Radio y las Voces del Secuestro de Caracol, pero aunque a muchos les parezca increíble, esta práctica sigue igual por estos días.

Los desaparecidos Antonio José Caballero y Herbin Hoyos soñaban con el momento en que se firmara el proceso de paz para decir que había terminado la infamia del  secuestro, pero hoy ni hay paz, ni el fenómeno se ha acabado y, lo peor de todo, es que parece haberse invisibilizado ante la angustia creciente de las familias.

Uno de los casos recientes que llamó la atención de los medios de comunicación fue el secuestro, durante el mes de marzo del 2019, del  soldado profesional Jesús Albeiro Acosta Melo en Arauquita (Arauca), quien fue liberado nueve meses después por la disidencias de las Farc.

Durante el tiempo de su secuestro, la familia envió regularmente mensajes a través de La Noche de la Libertad, especialmente sus pequeños hijos que en principio pensaban que su padre se había ido de servicio a un lugar inaccesible, en donde la única manera de saludarlo era a través de la radio.

La Noche de la Libertad, que se transmite los lunes en la madrugada, sigue manteniendo viva la fe y la esperanza con mensajes cargados de amor infinito y confianza en el pronto regreso.

Durante la última emisión del programa, la familia del teniente coronel Pedro Enrique Pérez le envío muchos saludos y reportes cargados de afecto, justo cuando se conmemoraban los tres meses de su secuestro en Arauca.

Su esposa aprovechó para dedicarle las canciones “Cásate conmigo” y “Mi Santa”, que insinúa una historia de amor y de complicidad infinita y su pequeño hijo César David leyó las palabras que el secuestrado coronel había escrito para celebrar su  nacimiento.

"Un hijo es vida, un hijo es fuerza; un hijo es amor, un hijo es alma, un hijo es un pedacito de tu corazón fuera de tu cuerpo", lee el pequeño César David, al recordar el texto de su padre, que en otro de los apartes insiste en que “decir que ha nacido mi hijo, es decir que tengo una razón más para vivir”.

La naturaleza de la radio, que establece puentes de afecto entre hijo y padre secuestrado y que permite vitalizar en estos momentos difíciles, el amor profundo entre los dos.

Y en medio de la indolencia de los secuestradores que no han entregado pruebas de supervivencia y de la inacción de las autoridades que no han dicen nada sobre su suerte y paradero, en el programa se escucha una conversación entre el oficial y su hijo, en el que el pequeño le dice que "parece el capitán América" y él contesta: "Yo no soy como el capitán América, yo soy como Wolverine, recuérdalo".

Y luego desde Boyacá y otros lugares del país se asoman a la radio sus padres Mery y Jorge Enrique, su hermana Yadira, su esposa Ana Milena Bohórquez, las tías y los primos que quieren contarle como está todo en su ausencia, le piden fortaleza para resistir en el cautiverio y desean verlo prontamente de regreso.

Por su parte, doña Martha Cárdenas envía un mensaje cargado de amor para Tulio Mosquera Asprilla, secuestrado en agosto de 2019 en el departamento del Chocó mientras adelantaba su campaña política para la alcaldía del Alto Baudó: “Amado esposo, Tulio, recibe un abrazo de amor y paz que te reconforte. Tus hijitos que te aman y te esperan y te sueñan, te envían muchos besitos y abrazos aplastantes que te sostengan hasta que nos volvamos a encontrar”.

El de Tulio es uno de los secuestros de mayor duración en los últimos años y en la más reciente prueba de supervivencia entregada el mes de octubre del 2020, el dirigente político reitera que el ELN pide una millonaria suma de dinero a cambio de su liberación.

En un último mensaje emitido a través de La Noche de la Libertad, doña Martha le dice a su esposo que “permanezca en serenidad y  paz”, aún en medio de las dificultades, tras lo cual le reitera que toda la familia lo extrañan demasiado y le envían muchos saludos y abrazos.

Una esposa angustiada que le pide a su pareja que se alimente bien, que ore, que sea fuerte y valiente, como hasta ahora, y que se prepara para el esperado reencuentro.

A los secuestradores del ELN les dice que nunca el secuestro será justificable ni es una solución para nada, mientras reitera que es tiempo de enmendar los errores.

Y es el mismo tono con el que piden libertad los familiares de Alexander Domínguez, secuestrado en Jamundí; Eduardo Diaz-granados y Jorge Camargo secuestrados en La Guajira y Sebastián Londoño, secuestrado en Aguachica, entre algunos de los centenares de casos que se han registrado en los últimos meses en Colombia y que ponen en evidencia el crecimiento desbordado de este delito.

Déjenlo en libertad” le pide al final doña Martha al ELN, pero sus palabras y sus clamores, como la de todos los familiares, parece que se los llevara el viento.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.