Cargando contenido

Todas las listas de este tipo son arbitrarias y, en consecuencia, solo son un reflejo de los gustos particulares de quienes las elaboran.

Por esa razón, desde hace varios años hago mi lista de libros que leí en un período específico, lo que está muy lejos de la pretenciosa idea de que esos sean “los mejores libros”.

Estos son los libros que escogí o que me llamaron la atención durante este año que está a punto de culminar. Algunos de estos libros no fueron editados o “lanzados” en el 2019. Pero son los que primero vienen a mi memoria cuando tengo una conversación de amigos, amantes de la lectura.

Una aclaración pertinente: el orden tampoco tiene un significado específico. Es arbitrario. Lo hice así por instinto, por decirlo de alguna manera.

Eso sí, queda claro que recomiendo la lectura de estos libros.

El miedo del portero al penalti.-De Peter Handke.-Un relato intimista de un personaje singular, exportero de un equipo de fútbol. Esa interiorización de vivencias casi minuto a minuto es frenética y a la vez reflexiva, sobre todo alrededor del extraño crimen en el que se ve envuelto. La narración es extraña, pero extraordinaria. La historia, magnífica. Escrita por un Nobel 2019 no exento de controversias.

Tiempos recios. -De Mario Vargas Llosa.-Este libro excelente del Nobel peruano es un complemento directo de “La fiesta del Chivo”. Si se leen los dos de un tirón, uniendo las historias de República Dominicana con la de Guatemala, queda un panorama muy compacto de lo que ocurrió en América Latina y cómo esos episodios precipitaron en parte las revoluciones posteriores, como la de Cuba.

Profeta.- De Juan Sebastián Gaviria.-Uno de mis escritores colombianos favoritos, Gaviria sigue adquiriendo más solidez en su escritura. Esta es una historia estremecedora y cruel y de todas maneras violenta. ¿Hasta dónde pueden llegar unos soldados cuando pierden cualquier atisbo de humanidad? Todo es posible…Hay que leerla.

Siquiera tenemos las palabras.-De Alejandro Gaviria.-Libro de ensayos y reflexiones que leí con detenimiento. Me encantaron particularmente los textos sobre Machado de Assis, de quien leí hace muchos años “El alienista”. Los aportes de este libro convierten a Alejandro Gaviria en uno de los pensadores más interesantes e influyentes de nuestro tiempo.

Barco.-De Malcolm Deas. -Es una biografía oportuna de Virgilio Barco, uno de los grandes presidentes de nuestra historia. Vivió episodios muy difíciles, y el historiador Deas lo aborda de una manera muy rigurosa para desentrañar todas las inquietudes que había a su alrededor, incluyendo su verdadero estado de salud.

Bolívar y San Martín. -De Medófilo Medina y Rigoberto Rueda.-Reveladora investigación sobre cómo fue ese encuentro entre estos dos grandes personajes de nuestra historia en Guayaquil. ¿Qué ocurrió allí? ¿Qué se dijeron? ¿Cómo influyó ese diálogo en los acontecimientos posteriores? Indispensable lectura.

La buena terrorista. -De Doris Lessing.-Esta escritora ganó el premio Nobel en 2007. Pero hasta ahora tuve la oportunidad de leerla. Llegó a mis manos este libro y quedé asombrado. Historia extraordinaria de Alice Mellings, una joven activista preocupada por mantener en pie la casa que trata de salvar. Espectacular.

Donde nadie me espere.-De Piedad Bonnett.-La pluma de Piedad fluye diestramente por una historia que estremece, que impacta y te hace reflexionar sobre otras vidas difíciles.

El asco.-De Horacio Castellanos Moya.- No había tenido la oportunidad de leer a este escritor salvadoreño. El asco es una historia extraña, una crítica mordaz y agria a su país, lo que le valió muchos enemigos  que lo conminaron a buscar el exilio. Es abrumadora en el ritmo y única en su expresión. Gran escritor, hay que seguirlo.

La vida erótica de los filósofos.-De Roberto Palacio.-Un libro breve pero magnífico en cuanto a la investigación, a las digresiones y perfiles que hace de ese aspecto de la vida de grandes pensadores como Hegel, Kant, Descartes, Sócrates, Aristóteles. Muy entretenido y aleccionador.

En el filo de la navaja.-De Yolanda Ruiz.-Relatos y reflexiones hechas tras una fructífera carrera en el periodismo, incluyendo las dificultades y retos del oficio.-Aportes imprescindibles para el debate.

1989.-De María Elvira Samper.-Gran investigación sobre ese año aciago para la historia reciente del país. Fue el año del asesinato de Luis Carlos Galán, de la bomba a El Espectador, al edificio del DAS, entre otros muchos. Aporte fundamental para comprender ese momento de Colombia.

Fuente

Sistema Integrado de Información.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido