Cargando contenido

RCN Radio estrenó la que era considerada la más moderna y compacta unidad satelital para “trasmitir desde cualquier sitio".

El entonces periodista de RCN Radio Reinel Beleño estrenó en 1983 el que se conoció como “el maletín de las noticias” y es posible que se sintiera como el ingeniero de Motorola Martin Cooper, mientras hacía la primera llamada por un celular el 3 de abril de 1973.

Beleño hizo la primera llamada al entonces director de Radiosucesos RCN, Juan Gossaín, mientras que Cooper llamó a un ingeniero de la compañía Bell de apellido Engel con el claro objetivo de fanfarronear porque su compañía había ganado la carrera en la creación del teléfono móvil.

RCN Radio estrenó la que era considerada la más moderna y compacta unidad satelital para “trasmitir desde cualquier sitio, distancia o condición climática”.

Alfredo Cano es el ingeniero jefe del departamento de ingeniería de RCN Radio y asegura que el mayor desafío en ese momento era suplir la necesidad de los periodistas de estar en el lugar de los hechos, sin importar las limitaciones.

“La actividad informativa nos obligaba a estar en zonas selváticas y remotas para cubrir procesos de paz, accidentes, problemas de orden público y reuniones estatales y el gran desafío fue hacerlo siempre en directo”, reitera el ingeniero.

Para entonces los satélites tenían cobertura en todos los lugares de la tierra, pero la comunicación con estos no era fácil y mucho menos portátil y por ello fue tan importante la aparición de esta pequeña estación móvil.

El ingeniero Cano recuerda que la llamada era muy costosa y la voz salía al aire distorsionada, pues pese a que la transmisión de esas estaciones era digital, la rata de datos era muy baja y “entonces la voz se escuchaba casi siempre como la de un borracho”.

El reportero Jairo Tarazona fue prácticamente el dueño permanente del “maletín de las noticias” y lo usó para transmitir en junio de 1997 la liberación masiva de los soldados que habían sido secuestrados en la Base militar de Las Delicias y posteriormente todos los detalles del proceso de paz durante el gobierno de Andrés Pastrana, entre enero de 1999 y febrero de 2002.

Eran tiempos en los que no había teléfonos celulares para hacer informes en la radio ni microondas para hacer transmisiones para la televisión.

Tarazona recuerda que la primera cobertura informativa del “maletín de las noticias” se hizo mientras un grupo de periodistas se desplazaba por el departamento del Caquetá para cubrir los detalles del inicio del proceso de paz y fue interceptado por hombres de la guerrilla de las Farc.

Y ese pesado armatoste, ampliamente publicitado para la época, permitió que RCN Radio fuera el único medio que podía transmitir desde esos remotos lugares, pese a las incomodidades que suponía, por ejemplo, tener que cargar siempre con una planta eléctrica.

“Un minuto de servicio costaba cerca de cinco dólares, así que siempre se hacían transmisiones cortas para que no resultara tan costoso”, recuerda Tarazona.

“Cuando Tarazona llame hay que darle de una”, solían advertir los editores de la época.

La historia de ese armatoste pesado que fue el antecesor de la formidable evolución de la radio colombiana y que fue probado en una coloquial conversación en la que seguramente Beleño saludó al entonces director de noticias, con un “ajá don Juan, me escucha”.

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido