Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

A 238 se elevó el número de municipios que padecen racionamiento de agua: MinVivienda

Las comunidades reclaman agua potable. Foto RCN Radio




El Ministro de Vivienda Luis Felipe Henao, sostuvo que el número de municipios afectados por el fenómeno del niño viene en aumento de una manera considerable, principalmente por el desabastecimiento de agua.

"Según el último reporte entregado por las autoridades, ya son 238 municipios con racionamiento, 312 que tienen probabilidad de riesgo y 81 que se han declarado en calamidad pública por desabastecimiento", precisó Henao.

El jefe de la cartera de vivienda insistió en que el fenómeno del niño se mantendrá por lo menos durante los próximos 6 meses, razón por la cual se debe tomar conciencia sobre "lo perjudicial que es para el país desperdiciar una gota de agua".

"Continuamos con un fenómeno climático muy fuerte, hay algunas regiones donde las temperaturas máximas se han incrementado hasta en 4 grados, por eso debemos cuidar el agua", dijo Henao.

Gobierno aumenta sanciones para empresas y usuarios que desperdicien agua

El Ministro de vivienda Luis Felipe Henao, sostuvo que para hacerle frente al fenómeno del niño que actualmente afecta gran parte del territorio nacional, se aumentarán el número de departamentos donde se imponen sanciones por derroche de agua.

"Las sanciones han sido muy importantes porque le van a impactar el bolsillo a los usuarios y empresas si desperdician agua. Hasta el momento son 1.1 millones de personas a las cuales les llegó el doble la factura por derrochar agua", indicó.

Y agregó, "En la nueva normativa que se expedirá, pasamos de 3 a 27 departamentos, en los cuales se ejercerán controles para evitar el desperdicio del líquido".

En lo que corresponde a las empresas de acueducto que desperdicien agua por mal mantenimiento de las redes, el Ministro precisó que también se endurecerán las sanciones afectando directamente las ganancias en cuanto a recaudo.

"Para controlar el desperdicio de las empresas les modificamos el marco tarifario a los acueductos, es decir si estas empresas no son eficientes disminuyendo el nivel de pérdidas y manteniendo las redes, se les reducirán de igual forma en las ganancias", manifestó.

Según Henao, al cambiar el marco tarifario y al aumentar el número de departamentos donde se impondrán sanciones, la intención es cumplir con un efecto de ahorro.

"Por ejemplo, al imponer las sanciones por desperdicio en el departamento del Atlántico, logramos que en Barranquilla se pasará de consumir 26 a 17 metros cúbicos, lo que significó un ahorro importante para mantener el abastecimiento en lo que resta de la temporada de sequía y eso es lo que se quiere en todo el país", puntualizó.