Cargando contenido

Foto AFP




Por: Fernando Posada Ángel.

Una vez más vuelve a surgir el debate frente a si se debe reemplazar el servicio militar obligatorio por un servicio civil. Un equipo conformado por varios líderes estudiantiles y jóvenes, apoyados por un amplio sector de la política nacional, presentaron el proyecto ante la Presidencia de la Cámara de Representantes.

En el 2014, 79 mil jóvenes mayores de 18 años entraron a conformar las filas del Ejército a través del servicio militar obligatorio. El 91% de ellos no superaban en ese momento los 21 años de edad. Es claramente un asunto que involucra a personas muy jóvenes.

Un estudio revelado por la Defensoría del Pueblo revela que solo cerca del 1% de los colombianos que prestan servicio militar hacen parte de los estratos 5 y 6. En cambio, el 82% pertenecen a estratos 0, 1 y 2. Claramente son las personas de escasos recursos quienes están poniendo la cara en la guerra.

Anualmente, en Colombia hay cerca de 100 mil remisos, una cifra que expone una evidente realidad: gran parte de los jóvenes decide no prestar el servicio, así la Constitución lo consagre como una obligación de los civiles.

Teniendo en cuenta esas cifras, así como el creciente discurso de paz que cada vez toma más fuerza, un grupo de líderes estudiantiles y jóvenes objetores de conciencia revivieron la idea de crear un servicio obligatorio alternativo al militar, donde puedan aportar al país sus conocimientos y no solamente su fuerza.

El representante a la Cámara Alirio Uribe, uno de los defensores del proyecto, le explicó a RCN La Radio que la idea de la propuesta no es eliminar el servicio militar en Colombia.

"Ese servicio al país no tiene que ser tomando armas. (...) El servicio militar va a seguir existiendo. A lo que se pasaría es a una profesionalización del Ejército", señaló el representante Uribe, quien añadió que la iniciativa busca entregar "la oportunidad a aquellos jóvenes que no quieran tomar las armas, de hacer un servicio social para la paz".

El proyecto recibió el apoyo de diversos congresistas, de los partidos Liberal, Verde, La U, Cambio Radical y Polo Democrático. Sin embargo, el senador Iván Duque, del Centro Democrático, aunque considera que el servicio militar obligatorio debe modernizarse, se opone a la idea de que sea reemplazado por un servicio social.

"El servicio militar obligatorio es una medida que ha contribuido a generar un vínculo entre la ciudadanía y la Fuerza Pública (...) Lo que habría que buscar es que el propio servicio militar obligatorio también vaya mejorando la capacidad para que los jóvenes bachilleres presten servicio social a través de la fuerza pública", le dijo el senador Duque a RCN La Radio.

Además, el congresista precisó que los batallones de ingenieros y de salubridad son campos en los que los jóvenes deberían poder poner su conocimiento al servicio del país.

El proyecto, presentado por distintos sectores de la ciudadanía y la política nacional demuestra que el servicio militar obligatorio debe ser reformado, una tesis que incluso es sostenida por sectores de oposición. Es clave que el Estado pueda verse beneficiado por el conocimiento y las aptitudes de todos sus ciudadanos, y no solo de la corporalidad de aquellos que son hombres.