Cargando contenido

Foto :AFP





Los hechos del 7 de noviembre de 1985 donde la fuerza pública ingresó a las instalaciones del Palacio de Justicia, en un acto de retoma para contrarrestar el ataque del M-19, se convirtieron en otras horas de horror que, 30 años después, no cesan el dolor e interrogantes de las víctimas.

Lo que pasaba 24 horas después de la toma de Palacio de Justicia se conocía mediante los medios de comunicación.

Las noticias de esa mañana se centraban en el mismo tema: el holocausto que vivía la capital del país.

El reportero Mario López señalaba en directo que los cadáveres de ocho guerrilleros habían sido evacuados esa mañana. Después de las 11 de la mañana de ese día López informaba desde las escalas del Congreso de la República.
La corresponsal de RCN Radio en Francia, Rosario Arias, comunicaba cómo la mañana de ese jueves 7 de noviembre de 1985 era reportada por prensa francesa.

"Un silencio de cortar con cuchillo", decía un reporte y entregaba detalles de lo ocurrido. Manera prosaica de hacer política, por las exigencias del M 19.

Así mismo, Francisco Tulande reportaba lo ocurrido esa mañana sobre nuevos estruendos y acciones del Ejército.
Se reportaba lo ocurrido esa mañana en el octavo piso, que fue el lugar en dónde se hizo fuerte el M-19 tras la toma que había ocurrido 24 horas atrás (6 de noviembre).

Se reportaba lo ocurrido esa mañana en el octavo piso, que fue el lugar en dónde se hizo fuerte el M-19 tras la toma que había ocurrido 24 horas atrás (6 de noviembre).

Esa mañana el presidente Belisario Betancur había señalado que no negociaría con el grupo guerrillero del M-19, aunque se reiteraba que se ofrecerían garantías para su entrega.

El presidente Betancur, hace 30 años, había buscado afanosamente el respaldo de varios de los expresidentes colombianos y, así mismo, el respaldo internacional de varios mandatarios sobre el operativo que ese mediodía del jueves 7 de noviembre todavía estaba en marcha en el centro de Bogotá.

El entonces periodista de RCN La Radio, Daría Silva comunicaba, en medio de la situación, sobre estos respaldos ofrecidos a Betancur.

Había transcurrido una mañana de incertidumbre y de miedo en el centro de la capital colombiana. Los medios seguían informando con los reporteros apostados en el lugar. Se entregaban detalles de los enfrentamientos, las explosiones y el cruce de disparos, mientras sobre el mediodía se preparaba el asalto final.

Después de las doce de ese mediodía, los reporteros de RCN, al mando de Juan Gossaín, continuaban detallando lo que ocurría el centro de Bogotá, al igual que lo que lograban conocer del interior del Palacio.

En la tarde, cuando después de más de 28 horas había cesado el horror en el Palacio de Justicia y nada se sabía sobre las verdaderas consecuencias del hecho, ya frente a la que fue la puerta del Palacio de Justicia, el periodista Francisco Tulande relataba la retoma.

Como la había contado Tulande, seis tanques de guerra habían ingresado para la arremetida final después de 28 horas y el reportero de RCN Víctor J Jiménez empezaba a describir lo primero que empezaba a verse.

Las primeras sensaciones del horror que había terminado y de la tragedia que, 30 años después, nos mantiene sin saber la verdad. Cuando todo terminó, Víctor J. describió a su forma lo sucedido.

Había terminado el fragor de dos días intensos de combate e incertidumbre y empezaban las dudas que, 30 años después, aún no nos permite saber lo que realmente pasó.

En medio de empujones y de una gran agitación, los periodistas abordaron al final de la tarde al entonces comandante del Ejército, general Rafael Samudio Molina, quien fastidiado y exhausto después del operativo no quiso entregar ninguna declaración.

Abordado por el reportero de RCN Eduardo Carrillo, el entonces comandante del Ejército, general Samudio dijo: Permiso señores. No voy a dar ninguna declaración. Ninguna rueda de prensa. Ningún comunicado, ninguna declaración. Por favor señores periodistas no quiero que vayan a ser maltratados. El Gobierno seguramente se pronunciará y se dirigirá al país… El Gobierno lo hará.