Uno de los principales problemas que existen en la lucha contra la infección por el virus de Inmunodeficiencia Adquirida o VIH, tiene que ver con la falta de adherencia terapéutica, es decir, con no tomarse el medicamento o no hacerlo como lo indican los médicos, una lucha constante de los especialistas por ayudar a las personas que conviven con el virus.

Un tratamiento que no cumple con los parámetros establecidos por los médicos no tiene el efecto deseado, pues de nada sirve contar con los tratamientos antirretrovirales, cada vez menos tóxicos y con menos efectos secundarios, si los pacientes que los necesitan no los consumen de la manera indicada.

Ante este problema investigadores del Brigham and Women’s Hospital de Boston en Estados Unidos, han trabajado en la toma de una única pasta a la semana, lo que permitirá mejorar la adherencia a los medicamentos, pues muchos de los pacientes deben ingerir una o varias pastillas todos los días durante toda la vida.

El estudio realizado por los especialistas fue publicado en la revista “Nature Communications”, y es allí donde se describe  una pastilla que una vez ingerida permanece en el estómago y libera a lo largo de una semana las dosis necesarias de los fármacos necesarios para controlar el VIH. El co-autor de la investigación, Giovanni Traverso, indica que este avance puede ser un logro que podría revolucionar el tratamiento de la Inmunodeficiencia Adquirida.

Según el investigador, esta pastilla una vez en el estómago, adquiere una forma de estrella para que no pueda ser expulsada y permanezca en el cuerpo. Cada una de las extremidades puede contener un medicamento diferente el cual será librado de una forma lenta según los requerimientos de cada paciente.

Sala Internacional, el espacio de conversación con las curiosidades del mundo, todos los sábados de 5 a 6 am con repetición a las 11 am.