El gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, Roberto Vélez, reveló que el 18 por ciento de los cultivos de café en el país están afectados como consecuencia del  Fenómeno de El Niño.

Según señaló, hay prevista una reunión con el Gobierno Nacional para tomar las medidas que contrarresten las afectaciones en la producción.

"Sabemos, por una primera estimación inicial, que tenemos 18 por ciento de zonas afectadas. Lógicamente, algunas con mayor y otras con menor incidencia en la caficultora por la ola de calor. Estamos revisando esa información porque el jueves de esta semana tenemos reunión con el Gobierno Nacional para tomar algunas medidas que alivien en parte lo que es la problemática que no es solamente una menor producción, sino una afectación en la producción que ya estaba en el árbol", aseguró.

Vélez aseguró que la Federación ha tomado algunas medidas en materia comercial para que se pueda pagar a un mejor precio la producción de café con defectos como consecuencia de la fuerte sequía.

Además, manifestó su preocupación por las advertencias del Ideam, según las cuales, el Fenómeno de El Niño puede extenderse por varios meses.

"Lo que más nos preocupa no es lo que se está terminando de recolectar sino lo que pueda pasar de aquí en adelante. Ha dicho el Ideam que diciembre, enero, febrero y casi hasta marzo van a ser meses con un déficit hídrico todavía más agudo de lo que ha sido ahora. Allí sí estaríamos comprometiendo buena parte de lo que será la cosecha principal en el sur del país y lo que llamamos la 'mitaca' (mitad de año) en la zona centro", dijo.

Agregó que se planea aplicar los fertilizantes a la planta de café durante octubre y noviembre, meses en los que habría un régimen de lluvias aceptable.

"Sería el tiempo para aplicar los fertilizantes para que la planta de café esté robusta, fuerte y pueda aguantar el déficit hídrico y no se nos mueran los cafetales", añadió.

Finalmente, el gerente de la Federación Nacional de Cafeteros dijo que están prendidas todas las alarmas en el gremio que incluye reportes permanentes de los comités departamentales para tomar las medidas que permitan hacerle frente al Fenómeno de El Niño.