Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

En problemas la anulación de cédulas por trashumancia

Foto: AFP




Una cascada de denuncias comenzó a registrarse por parte de ciudadanos cuyas cédulas fueron anuladas por supuesta trashumancia, a pesar de estar inscritas bajo todos los parámetros de ley.

En momentos en que las autoridades electorales reportaban una altísima cifra de anulación de cédulas, colombianos entre los que figuran un candidato a la alcaldía, un jefe de un partido político y un empresario reconocido, así como personas comunes y corrientes que se encontraron con la sorpresa de la anulación de sus cédulas, cuando durante años han votado en el mismo sitio, o han cambiado de domicilio y es verificable de manera sencilla.

Durante el fin de semana miles de personas recibieron llamadas de la Registraduría en las que les notificaban que sus cédulas habían sido 'dadas de baja' o anuladas por trashumancia electoral y a muchos de ellos se les restringió su derecho al voto sin que hubiera causa real para hacerlo.

Los problemas denunciados podrían llevar a la anulación de la Resolución de Trashumancia del Consejo Nacional Electoral.

Uno de los casos irregulares se presentó con el candidato a la alcaldía de Bogotá, Ricardo Arias, quien inscribió su cédula en el Parque de la 93, donde vive hace 20 años pero cuya cédula de ciudadanía expedida en Armenia, donde nació, aparece como dada de baja por trashumancia.

El caso del antioqueño Carlos Raúl Yepes, presidente del Grupo Bancolombia, que lleva muchos años viviendo en Bogotá, también fue notificado de que no podrá votar por transhumancia.

También fue notificado de que no podría votar este domingo, el senador Horacio Serpa, jefe del Partido Liberal, cuya cédula fue expedida en Bucaramanga, pero que la inscribió en el puesto de Usaquén, en Bogotá el más cercano a su lugar de residencia.

Hace un mes, y ante el elevado número de denuncias de trashumancia electoral, el Consejo Nacional Electoral anuló más de un millón 600 mil cédulas de todo el país por trasteo de votos.