http://media.rcn.com.co/audios/rcnradio/IdeamSep30.mp3 El director del Ideam, Omar Franco, calificó como crítica la situación en varios tramos del río Magdalena donde los niveles han disminuido notablemente por cuenta del Fenómeno del Niño y alertó por la misma situación en otras fuentes hídricas del país. "En principio estamos en el Magdalena, pero todos los ríos sobre el Valle del Cauca presentan unos caudales bajos. Hemos registrado alguna condición del lluvia en el sur oriente del Cauca y en Antioquia pero la situación no es la mejor para todos los ríos y hay problemas en Cundinamarca y Boyacá", sostuvo. En diálogo con RCN La Radio, el funcionario agregó que las lluvias que se han presentado en los últimos días no son suficientes para mitigar los efectos del intenso verano y la sequía que se vive en el país. "La lluvia nos alivia un poco y esto obedece una onda que está pasando especialmente en el centro del país y es una condición temporal, aunque se estima que este fin de semana ya se terminen estas lluvias", dijo. Añadió que "estimamos que en el mes de octubre se puedan presentar algunas lluvias ya que es el mes más lluvioso de Colombia. Sin embargo, esperamos que las personas hagan un uso racional del agua ya que las condiciones son complejas especialmente en algunos ríos donde el nivel es muy bajo". El Director del Ideam indicó que en las próximas horas las autoridades ambientales tomarán medidas frente a esta situación, a raíz de la gran afectación en la navegabilidad y la pesca del río Magdalena, por cuenta de la sequía. "Nosotros manejamos tres variables y la alerta roja hace que la gente tome decisiones y que las autoridades puedan tomar medidas, en relación a la restricción de la navegabilidad sobre el río y así hemos estado en estos dos meses del segundo semestre por los incendios de cobertura vegetal", señaló. Franco manifestó que en otros afluentes del centro, sur y occidente del país, la situación también es compleja, debido a que los habitantes de esas regiones, están desviando el cauce de los ríos, afectando los niveles de los mismos. "La alerta roja la tenemos en el río Magdalena; en varias zonas tenemos unos caudales bastante bajos. Para la fecha, hay zonas donde tenemos un nivel de 60 centímetros y hay algunos tramos en los que se puede andar a pie y eso afecta la pesca", precisó. Añadió que "las cuenca del Magdalena están registrando un déficit por la falta de lluvias y eso está afectando a las personas que se valen del río y que lo navegan".