Cargando contenido





Para el periodista Javier Contreras la dificultad que le plantea la madre de su hijo se reduce a cuestiones económicas a pesar de que él, como padre, se ha responsabilizado de cumplir con la cuota alimentaria establecida por la ley.

La denuncia que hace Contreras es que en 3 años de vida de su hijo Ismael, sólo ha podido verlo en dos ocasiones porque la madre del pequeño le ha limitado las posibilidades al periodista para ejercer el papel de papá del pequeño.

Hay dos críticas que tiene Contreras frente al sistema legal al que se acogió para hacer valer sus derechos como padre del menor: el primero es el hecho de que la jueza que hizo la conciliación inicial no fijó un régimen de visitas y esto, considera el afectado, ha permitido que no pueda ver a su hijo.

Así mismo, denuncia que la atención que le pidió al ICBF ha sido demorada pues sólo respondieron su requerimiento hasta 10 meses después de haberlo solicitado y además la cita de conciliación sólo será hasta dentro de cuatro meses y medio.

Finalmente, dice que tristemente siente que si él fuera la madre del pequeño, sus derechos no serían vulnerados de esta manera, ya que dice que aunque respeta el sistema legal del país. Javier siente que sí hay preferencias en ciertos casos en los que la justicia afecta directamente a una de las partes. Además, mencionó algunos casos de otros colegas que se encuentran en su misma situación a manera de un llamado de atención al sistema legal colombiano.