http://media.rcn.com.co/audios/rcnradio/MinDefensaVillegasFEB18.mp3 El ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, consideró que hace 8 o 9 años pudo haber existido en la Policía una red de prostitución que llegó a altos niveles dentro de la institución pero afirmó que hoy no hay pruebas o evidencias de que siga funcionando. "Creo que ese fue un tema que aparentemente existió, que tuvo vínculos dentro de la institución a un nivel relativamente alto pero que hoy no tenemos ninguna evidencia de que siga funcionando. Inclusive ese fenómeno pareciera haber sido erradicado de la Policía hace 8 o 9 años", aseguró el ministro en RCN Radio. Según explicó Villegas, las investigaciones que se han adelantado en el pasado "apuntan a que sí era una red de la cual no tenía conocimiento la dirección de ese momento ni la que acaba de entrar pero que sí funcionó durante un tiempo haciéndole daño a la institución". Seguimiento a periodistas Sobre la posibilidad de que policías estén involucradas en seguimiento e interceptaciones a periodistas, el ministro dijo que no cree que se hayan producido pero destacó la importancia de las investigaciones que se vienen adelantando. "Es una denuncia sumamente grave que yo no me atrevo a dar definitivamente un veredicto diciendo eso no existió. Lo que yo conozco de investigaciones internas, todas hoy en manos de la Fiscalía, apuntan a que no ha habido participación de miembros de la Policía en seguimientos o interceptaciones", indicó. Además de una presunta red de prostitución y seguimiento a periodistas, la Procuraduría abrió investigación contra el general Rodolfo Palomino por incremento patrimonial injustificado, al respecto, el ministro de Defensa señaló que no tiene conocimiento de ello y que la última palabra la tendrán las investigaciones. "Estas investigaciones de la Procuraduría han sido pedidas por el propio general Palomino y está bien que se inicien pero lo mejor es que lleguen a una conclusión", indicó. Caso del general Luis Eduardo Martínez Villegas desmintió que él hubiera ejercido algún tipo de presión contra el general Luis Eduardo Martínez para que presentara la renuncia a su cargo. "El ascenso del general Martínez fue discutido en el legislativo y se analizaron informaciones y documentos que se tenían en Estados Unidos y se verificaron esos documentos y esas informaciones, lo que llevó al Congreso a considerar que el general no debía ser ascendido", sostuvo Villegas. De acuerdo con el ministro, una vez conoció los documentos los entregó a una comisión para que los cotejara en Estados Unidos y verificara si eran veredictos. una vez regresaron a Colombia, se comprobó que era información cierta. "Eso quiere decir que el general Martínez ya no tiene ni posibilidades de ascender ni posibilidades de ejercer dentro de la Policía una función especial con lo cual, con todo buen criterio, el Gobierno ha decidido que se le debe llamar a calificar servicio", puntualizó. Finalmente reconoció que del general Martínez siempre ha tenido buenas referencias y señaló que desconoce la existencia de investigaciones judiciales por su comportamiento.