http://media.rcn.com.co/audios/rcnradio/ENTREVISTATENISTAENE07.mp3 Por: Felipe Palacios Ortega La tenista Martina Navratilova, quien ganó una gran cantidad de títulos en su carrera, aseguró no llegar a odiar el tenis, como sí lo afirma André Agassi en su libro autobiográfico. “Nunca lo sentí así, cuando llegó el punto en que lo quise menos, me retiré inmediatamente hace 10 años. Extraño las competiciones cuando las veo y aún lo amo, aún lo juego,  y si pudiera volver lo haría pero no puedo”, aseguró la deportista. En aquella época siempre tuvo una rivalidad muy fuerte con Chris Evert, aunque fue una competencia y rivalidad sana, lejos de odios hasta fuera de las canchas, por lo que manifestó que “en la actualidad somos grandes amigas, aunque tuvimos nuestros altibajos especialmente cuando jugábamos. De toda mi carrera, solo he mantenido pocas amistades, y la de Chris Evert es una de esas.” Respecto al deporte como tal, que ha sido muy clásico incluso en su manera de vestir, ella “salió del closet” en unos tiempos donde era muy difícil hacerlo. “El estilo era conservador, desde el vestido blanco hasta los clubes. La ventaja de este deporte y de esta comunidad es que es democrático y lo juegas porque eres bueno, no les importó”, dijo Navratilova. El tenis se ha destacado por ser un deporte muy equitativo entre hombres y mujeres en la actualidad, aunque llegar a donde se encuentra hoy en día no fue nada fácil, pues afirma que “llegar a este nivel de igualdad fue una batalla muy difícil, por ejemplo, solo hasta hace 10 años las mujeres logramos igualdad salarial con respecto a los hombres”. Hoy en día los tenistas jóvenes ya ganan millones de dólares, a pesar de tener entre 20 y 21 años, algo que no considera perverso, pues detrás de eso hay mucho trabajo y esfuerzo. Para terminar, se está viviendo en este momento el arreglo de partidos, pues los apostadores están entrando al mundo del tenis. Es completamente ajena al tema, pues asegura: “No he escuchado nada al respecto y los deportistas entrenan y juegan porque quieren ganar títulos, no dinero.”