http://media.rcn.com.co/audios/rcnradio/alejandroLinaresNov05.mp3 El nuevo magistrado de la Corte Constitucional, Alejandro Linares, se defendió de los cuestionamientos que han surgido por su cercanía al presidente Juan Manuel Santos y aseguró que pese a tener afinidad con las políticas del mandatario, no será un magistrado de bolsillo. Linares, elegido por la plenaria del Senado con amplia mayoría, destacó la elección en el Senado y afirmó que es independiente y que su norte será la Constitución Política. En diálogo con RCN La Radio, Linares dijo que se ganó el apoyo de sectores como el liberal con su hoja de vida y hablando con todos los congresistas, diciéndoles que es una persona independiente y que no estará casado con ninguna posición (lea aquí: Alejandro Linares, elegido como nuevo magistrado de la Corte Constitucional). "No creo que vaya a ser un magistrado de bolsillo, todas las decisiones de la Corte Constitucional son decisiones colegiadas donde cada uno de los votos cuentan, yo creo que lo importante de mi perfil es que soy una persona que construye consensos genuinos, con ideas y no con argumentaciones de tipo personal o creencias personales", manifestó. El nuevo magistrado de la Corte señaló que se identifica con las políticas del Gobierno Santos porque cree que este país necesita firmar la paz. No obstante, señaló que su postura no significa que esté de acuerdo totalmente con las tesis del Ejecutivo. Además, destacó que su elección haya estado antecedida por un proceso de convocatoria pública. Aseguró que es un ejemplo para que el Consejo de Estado como la Corte Suprema de Justicia también adelanten elección de magistrados de manera transparente. Sobre su polémica frase de que "un tintico no se le niega a nadie", sobre el lobby que hizo en el Congreso, el magistrado Linares reconoció que no fue una buena metáfora pero explicó que quería era demostrar que buscaría una relación armónica entre las distintas ramas del poder público. "Se habló de la transparencia y de que cualquier conversación, ya sea en un almuerzo o en un tinto, debía ser transparente", sostuvo Alejandro Linares. El electo magistrado de la Corte Constitucional dijo que para garantizar su independencia habla por si solo el camino recorrido. "La primera vez que fui ternado fue por el Consejo de Estado, no conozco al presidente Santos pero sí soy afín a él en muchas cosas, pero lo importante de mi perfil es que soy una persona que busca consensos genuinos y no por creencias personales", señaló. "Creo que un juez constitucional, su única meta y su único eje es hacer cumplir la constitución política", agregó. El magistrado Linares se abstuvo de pronunciarse sobre la decisión de la Corte Constitucional en torno a la adopción igualitaria, y recordó que el tema podría llegar a su despacho, por lo que no quiere inhabilitarse durante los próximos 8 años. Sobre el futuro de la Corte Constitucional y el futuro de la justicia, el nuevo magistrado dijo que "uno debe ser optimista y positivo frente a las instituciones". "Soy muy positivo en cuanto a los cambios que se han dado, por ejemplo para elegir a los nuevos magistrados", explicó Linares. Sobre su vinculación con el sector privado como con Ecopetrol y la posibilidad de que lleguen temas relacionados a la Corte, Linares consideró que la misma Constitución exige que quienes lleguen allá tengan 15 años de experiencia pero que es consciente que en algunos casos deberá declararse impedido. "Toda la gente tiene conflictos de intereses, el problema no es que existan los conflictos de intereses sino que se manejen bien y existe el mecanismo procesal de los impedimentos y las recusaciones, yo creo que independientemente de las situaciones de conflicto, mi experiencia en el mundo privado me va a ayudar es a conocer desde otra perspectiva los problemas que tienen las empresas", dijo. Linares trabajó como vicepresidente jurídico de Ecopetrol. Además, ha sido funcionario de la Presidencia de la República, viceministro de Agricultura en 1992 y ministro plenipotenciario de la Embajada de Colombia en Francia, del Ministerio de Hacienda y del Departamento Nacional de Planeación.