Foto: AFP

http://media.rcn.com.co/audios/rcnradio/OkInformeEleccionesFrontera.mp3

Por: Andreína Flores
El equipo de RCN La Radio viajó de nuevo al estado Táchira, en plena frontera colombo-venezolana, para ser testigo de una situación muy particular: por primera vez en su historia, Venezuela celebra elecciones bajo estado de excepción. Luego de más de 3 meses de cierre de frontera, en las calles se respira una fuerte presencia militar: hay restricciones de reunión, limitaciones para hacer campaña electoral y sobre todo, hay un alto porcentaje de comercios cerrados y un aire de descontento en poblaciones como San Antonio, Ureña y Rubio. José Gregorio Hernández, coordinador del partido opositor Acción Democrática, describe el ambiente electoral bajo estado de excepción, en la ruta hacia las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre: “No hay sonido, no hay publicidad de mano, lo único que tenemos es las redes sociales y el boca a boca, la Radio Bemba”. Y en la calle se evidencia el descontento. A nivel de comercio, las pérdidas se estiman en más 3 millones de dólares diarios. Las familias colombo-venezolanas se han visto obligadas a separarse y el problema principal que el cierre de frontera debía solucionar, se mantiene: la escasez de alimentos. Sin embargo, por el lado chavista, el estado de excepción parece no afectar las ganas de votar. Sus simpatizantes portan gorras y camisetas rojas y declaran que aún con las calles militarizadas, votarán por la memoria de Hugo Chávez, el llamado “Comandante Supremo”. A pesar de que el estado de excepción cubre 10 municipios del estado Táchira y conlleva limitaciones importantes para una campaña electoral, eso no representa ningún impedimento para el gobernador de la entidad, José Vielma Mora, quien abiertamente hace campaña en sus actos de gobierno, llamando a “defender la revolución” y condicionando la entrega de beneficios sociales a la votación por los diputados del Partido Socialista Unido de Venezuela. El estado de excepción también supone miedo: miedo de hablar, de salir después de las siete de la noche, miedo de hacer el movimiento incorrecto y ser detenido. De hecho, el equipo de RCN La Radio también sintió ese miedo, ya que fuimos vigilados de cerca por funcionarios de la inteligencia venezolana y controlados por la Guardia Nacional que nos detuvo 2 veces para una revisión de vehículo, equipos y documentos. Según las encuestas, que ya le dan 18 por ciento de ventaja a la oposición sobre el chavismo, los venezolanos en frontera podrían rebelarse contra el estado de excepción y castigar con su voto al gobierno de Nicolás Maduro este 6 de diciembre.