Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Alejandro Ordoñez, nuevo embajador de Colombia ante la OEA
La petición contra el exprocurador busca declinar su nombramiento en la OEA.
Colprensa

El embajador de Colombia ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Alejandro Ordóñez, negó que hubiera hecho parte de la creación, en Bogotá y Bucaramanga, de los llamados "escuadrones de la muerte" atribuidos al "narcotráfico", según denuncia el portal La Nueva Prensa. 

En una serie de mensajes enviados a través de su cuenta en Twitter, Ordóñez se refiere a una “supuesta investigación" -señala Ordóñez- en la que se le señala de conductas delictivas junto al embajador ante Estados Unidos, Francisco Santos, y el exjefe paramilitar Salvatore Mancuso.

Lea también"Mancuso seguirá colaborando con la justicia tras ser deportado a Italia": abogado

La publicación, dice Ordóñez, “se basa en que supuestamente asistí a una reunión el 20 de noviembre de 2000 y en ella supuestamente dije: 'Yo ya mi cargo lo voy a asumir en las próximas semanas, voy a ser consejero de Estado'". 

Enfatizó en que no tiene conocimiento de dichas reuniones, en una de las cuales habría dicho "pongo mi cargo a disposición para lo que podamos servir porque esto hay que cambiarlo, hay que refundarlo", según La Nueva Prensa. 

En dicho portal se aseguró que “la conformación de esas bandas criminales se programó durante 16 reuniones y la principal de ellas –celebrada en Bogotá el 20 de noviembre de 2000– contó con la presencia de Santos Calderón y la del ex procurador general y actual embajador de Colombia ante la Organización de Estados Americanos –OEA–, Alejandro Ordóñez, con sede en Washington”.

Ordóñez respondió dijo que “tomó posesión como consejero de Estado el 8 de marzo de 2000, es decir, 8 meses antes de lo que señala el texto de los señores Julian Martínez y Gonzalo Guillén (ellos mismos publican mi hoja de vida con esa fecha en su "investigación"). Un periodista tuerto habría notado la contradicción”.

Más enOMS ve "muy raros" los casos reportados de reinfecciones de COVID-19

Además, que “como funcionario público entiendo la importancia de un escrutinio permanente de la ciudadanía y de la prensa, jamás me he negado a eso; pero ante la gravedad y falsedad de los señalamientos, estudio la posibilidad de iniciar las acciones legales correspondientes”.

El embajador también invitó a los periodistas de blogs y redes sociales, “que no tienen colegas que revisen o contrasten sus publicaciones, a tener más responsabilidad en el ejercicio de su profesión. No todo vale en busca de ‘likes’, sea cual sea su ideología”.

Finalmente, dijo que no dejará de ser “curioso” que se le vincule de forma “calumniosa a hechos que supuestamente ocurrieron hace 20 años”.

Aseveró que “eso sí, resulta obvio el interés de quienes replican este tipo de mentiras en las redes, como en este momento lo hace el exguerrillero Gustavo Petro”.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.