Cargando contenido

Buscan que los congresistas que respaldaron esta reforma pierdan su investidura.

Comisión de Paz sesiones virtuales
Tomada del Twitter del senador Roy Barreras

Ante el Consejo de Estado fue presentada una demanda de pérdida de investidura contra los 13 senadores que votaron positivamente la reforma de prisión perpetua para violadores de niños en el séptimo debate en el Congreso de la República.

A esta norma tan solo le resta un debate en la plenaria para ser una realidad y ese paso debe darse a más tardar el 20 de junio de este año, porque de lo contrario se hundirá por tiempos.

Le puede interesar: Pasó en primer debate en el Senado ascenso del general Zapateiro

La aprobación de la iniciativa en la Comisión Primera del Senado estuvo marcada por una fuerte polémica debido a una recusación que fue presentada contra todos los legisladores, con la cual pretendían obligarlos a declararse impedidos para votar. Sin embargo, dicha recusación fue rechazada de plano por el Comité de Ética.

Como fueron 13 los senadores que votaron afirmativamente este proyecto en séptimo debate, todos ellos fueron objeto de esta demanda en el Consejo de Estado.

Esto generó alerta en el Congreso de la República, ya que varios parlamentarios advirtieron que se trata de una acción judicial temeraria que pretende cercenar el derecho que tienen los congresistas de expresar su opinión a través del voto.

El senador Miguel Ángel Pinto, ponente de la reforma de prisión perpetua, dijo que “con esta demanda lo que se está es cercenando la posibilidad de que los senadores puedan intervenir de carácter político, sería el único Congreso del mundo que no lo pudiera hacer, así que le quiero solicitar con todo respeto al secretario que me haga llegar esa documentación”.

Tenemos que salirle al paso a semejante canallada que se está haciendo contra algunos miembros de la Comisión Primera del Senado”, añadió el parlamentario.     

Consulte aquí: Pablo Escobar motivó dura pelea entre Álvaro Uribe y Gustavo Petro

El rechazo entre los congresistas fue generalizado, incluso entre los que votaron negativamente el proyecto de prisión perpetua para violadores de niños.

La senadora Angélica Lozano dijo que “me he defendido a mí misma en demandas infundadas y ridículas que le quitan a uno tiempo, le dan preocupación y de ñapa le quitan a uno plata”.

La congresista Esperanza Andrade dijo: “Lamento que terminemos este periodo en la Comisión Primera con demanda de pérdida de investidura en el Consejo de Estado. Nos defenderemos ante el Consejo de Estado y esperamos que los 13 senadores que le dimos el voto a la cadena perpetua, no vayamos a tener esa consecuencia”.

Algunos legisladores advirtieron que solicitarán medidas cautelares ante organismos internacionales para que sus derechos políticos sean protegidos.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido