Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Hacinamiento carcelario
Referencial de archivo

El Gobierno nacional ya tiene listo el borrador de decreto que expedirá en los próximos días, el cual permite la casa por cárcel a miles de presos como una medida de prevención frente a un posible un contagio masivo de Covid-19 en las penitenciarias.

La norma podría beneficiar a un poco más de 10.000 internos en todos los centros de reclusión del país y no cobijaría a quienes hayan cometido delitos graves, de lesa humanidad o de corrupción.

Le puede interesar: Congreso elevará consulta al Consejo de Estado sobre legalidad de sesiones virtuales

Aunque la intención del Gobierno ha sido celebrada por los sectores políticos, algunos congresistas consideran que el borrador de decreto se queda corto a la hora de combatir el hacinamiento en las cárceles.

En opinión del senador Rodrigo Lara, esta medida no debería ser tan restrictiva y solo debería impedir el beneficio de la casa por cárcel a los presos considerados como peligrosos.

“Nosotros tenemos unas cárceles diseñadas para albergar 80.000 presos y tenemos 135.000 presos en este momento, es decir, un hacinamiento del 50%. Si se liberan 10.000 o 15.000 presos, haciendo el cálculo quedarían 120.000 presos, es decir, 40 mil, más allá de la capacidad de las cárceles, lo que sería un saludo a la bandera”, indicó.

Lo mismo opina el senador Luis Fernando Velasco, quien considera que una eventual emergencia por COVID-19 en algún centro penitenciario, sería muy difícil de controlar.

Consulte aquí: Todos los días perdemos un médico o enfermera en Nueva York: enfermera colombiana

“Es un inicio que hay que valorar, pero es un inicio muy tímido porque el hacinamiento en las cárceles es demasiado grande y complejo y mucho me temo que si en algún momento esta crisis de la pandemia del coronavirus llega a las cárceles, vamos a necesitar mecanismos muchos más ágiles en la atención en salud porque el sistema carcelario no está preparado para atender esas emergencias”, indica.

Los congresistas creen que es erróneo seguir manteniendo la concepción de que la cárcel es un centro para la venganza, y bajo ese concepto el borrador de decreto excluye personas que han cometido delitos que, si bien son graves, el hecho de que estén en sus casas no representa un peligro.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.