Asegura que carta enviada por embajadores no puede interpretarse como “señalamientos de corrupción”.

El Ministerio de Relaciones Exteriores señaló que la prioridad del gobierno es garantizar una administración efectiva y eficiente de los recursos para el posconflicto, de manera clara y directa, para que beneficien a las poblaciones con las que se trabajan los diferentes proyectos para la paz.

El gobierno reiteró el manejo de manera transparente de todos los fondos de cooperación que apoyan el posconflicto.

“Las comunicaciones enviadas por los embajadores que hacen parte del Fondo Colombia Sostenible, administrado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), no se pueden interpretar como señalamientos de corrupción en el manejo de los recursos de este fondo de cooperación”, referenció en un comunicado la Cancillería. 

De acuerdo con el Ministerio de Relaciones Exteriores, los países cooperantes, Naciones Unidas y las entidades del orden nacional “cuentan con mecanismos de seguimiento para garantizar transparencia, eficacia y buena ejecución de la cooperación recibida.

“Se recurrirá a estos para revisar el cumplimiento total de los compromisos adquiridos en el Fondo Colombia en Paz”, insistió.

Precisamente, el presidente Juan Manuel Santos dijo que para garantizar la transparencia del manejo de los recursos del Fondo Colombia en Paz se tomarán decisiones en contra de la red que intentó acceder a la adjudicación de millonarios contratos relacionados con proyectos productivos para reinsertados durante el posconflicto.

El  mandatario resaltó la celeridad en las investigaciones del fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez, frente a las posibles irregularidades en el Fondo Colombia en Paz.

“Gracias al Fiscal General por su rápida respuesta a mi solicitud. Actuaremos con toda contundencia y diligencia. Seguiremos trabajando juntos para garantizar la transparencia y el correcto uso de los recursos públicos. Habrá decisiones pronto”, escribió en Twitter el Jefe del Estado.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido