Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Médicos y personal de la salud en Leticia presentaron renuncia.
Omer Sánchez / RCN Radio Leticia

Cientos de personas que viajaron y salieron de Leticia por turismo, trabajo, diligencias, citas médicas, entre otros motivos, lanzaron un angustioso llamado de ayuda al Gobierno Nacional para que se permita vuelos humanitarios desde y hacia la capital del Amazonas.

Lea también: Distrito asegura estar listo para que inicie vacunación en Bogotá

Ellos están varados y no tienen recursos para sostenerse, tras el cierre del aeropuerto Alfredo Vásquez Cobo, tras la presencia de la cepa brasileña P.1. del Covid 19.

A través de RCN Radio, varios afectados lanzaron un S.O.S, debido a la difícil situación que afrontan. Sergio Rojas, un comunicador social que vive en Leticia, dijo que muchas personas llegaron por trabajo, turismo y otras actividades y quedaron atrapados debido al cierre inmediato que ordenó el presidente Iván Duque del aeropuerto leticiano, por cuenta de la aparición de la cepa brasileña.

“Debido a eso, muchas familias no pudieron viajar, ya que sus vuelos los tenían programados para los días siguientes y no pudieron hacer cambio de su pasaje, algunos estaban turisteando en la selva, tienen muchas dificultades, ya que los costos en Leticia son muy altos, tanto de arriendos comida y servicios, y tampoco tienen ninguna respuesta ni apoyo por parte de la Alcaldía local, ni de la Gobernación del Amazonas”, indicó Rojas.

Lady Johana Chacón es bogotana y fue a Leticia a un viaje de turismo con su hijo de tres años, contó que quedó atrapada por el cierre del aeropuerto. “Prácticamente nos hemos quedado sin recursos, la plática que traía se me está acabando y aquí es muy costosa la comida y la vida”, comentó la mujer.

Paola Chávez es de Popayán y fue a conocer el Amazonas donde quedó atrapada. “Acá la comida es muy cara, la estadía también es costosa,  no tengo recursos,  nadie dice nada, nadie responde, no sé hasta cuándo más voy a estar acá y no tengo los recursos para salir, es muy difícil esta situación”, señaló la turista.

Añadió que “lo que  era un viaje de relajación se convirtió en una pesadilla para mí, si me preguntan cómo fue la experiencia, entonces puedo decir que no fue la mejor, estoy desesperada”.

Entre tanto, Mayra Vega llegó a Leticia, procedente de Bogotá, a hacer un trámite universitario. “Hasta el momento no se ha pronunciado nadie y esto nos tiene preocupados porque somos bastantes personas varadas aquí. No  tenemos ya dinero para seguir sosteniéndonos en esta ciudad”, acotó la estudiante.

Por su parte, Fernanda Gómez vive en Leticia pero está en Bogotá. “Me tocó viajar por fuerza mayor, estoy desesperada, no sé qué hacer, no hay ninguna respuesta, ni solución”, relató.

Lea además: Trabajadores de la salud que laboran en UCI recibirán primeras vacunas anticovid en Colombia

Nancy también es Leticiana pero está de paso en la ciudad de Pereira donde quedó atrapada. “El vuelo que tenía para el 2 de febrero fue cancelado por la agencia, me pregunto, ¿si hay una emergencia, porqué no hay cierre de la frontera con Tabatinga?", indicó.

"Nosotros quedamos en diferentes ciudades y queríamos volver a los ocho, diez días, pero las aerolíneas no se pronuncian y el Gobierno que toma una determinación, tampoco se pronuncia. Somos compatriotas que estamos atrapados en un mismo país sin recursos, no conocemos a nadie y necesitamos un pronunciamiento del Gobierno Nacional que nos ayuden, hay personas que tienen niños menores y la verdad es una situación muy difícil”, indicó Nancy.

Así mismo, Brian Ríos llegó a Leticia desde Ibagué a dejar a su hermano menor con su papá. “Yo venía por cinco días y tenía que devolverme porque el 6 de febrero entro a estudiar en la universidad y estoy acá varado en Leticia porque el vuelo que tenía programado para el 3 de febrero lo cancelaron”. 

A su turno, un habitante de Leticia que no dio su nombre, señaló que ante esta situación, los dueños de hoteles y restaurantes “deberían ser conscientes y colaborar, entiendo que en Leticia las cosas son caras, la comida y la electricidad es un robo, pero también deberían ponerse en el pellejo de los que se quedaron acá, que no tienen familia, deberían bajarle a las tarifas, pero no somos solidarios”.

Mientras que Yesenia vive en Bogotá. Dice que su hija de tres años se encuentra en Leticia, “y por la cancelación de vuelos no ha sido posible que vuelva a Bogotá a estudiar. Esperamos y pedimos que el Gobierno se pronuncie. Ellos tomaron la medida y así mismo pueden ayudarnos a quienes estamos en diferentes ciudades para llegar a casa y que los vuelos no sean de alto costo, porque están ofreciendo un vuelo chárter humanitario de 680.000 pesos que está por encima del presupuesto de muchas personas”.

Por último, Angie Medina vino a Bogotá de vacaciones con su hija de cinco años y no ha podido regresar a la capital del Amazonas. Cuenta que se quedó sin recursos para sostenerse. “Estamos esperando una solución del Gobierno, yo tenía mi tiquete para el 10 de febrero y cerraron el aeropuerto, necesitamos llegar a Leticia porque vivo allá, mi esposo está allá y mi familia. Que nos colaboren que se pongan la mano en el corazón y que nos den una solución pronto”, suplicó Medina.

Fuente

Sistema integrado de información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.