Foto Colprensa

Por Juan Manuel Ruíz y Fernando Posada En Colombia las condecoraciones suelen generar polémica, como ha ocurrido en los casos recientes en que el cantante Maluma y el estilista Norberto recibieron distinciones por parte de entidades públicas. El asunto puede causar mucha más controversia si se tiene en cuenta que en el país existen más de 300 condecoraciones. Las tres ramas del poder público en Colombia cuentan con la facultad de entregar condecoraciones. Además, las entidades descentralizadas y las fuerzas armadas también tienen la facultad de condecorar ciudadanos y funcionarios públicos. Las tres condecoraciones más importantes en Colombia son la Orden de Boyacá, creada por el propio libertador Simón Bolívar; la Orden de San Carlos, creada en 1954 por el general Rojas Pinilla y la Orden Nacional al Mérito, creada por el presidente Julio César Turbay. Pero también entidades como la Fiscalía, los Ministerios y el Congreso de la República tienen la facultad de entregar condecoraciones, sumando un total de más de 300 condecoraciones en el país. Es en este escenario que condecoraciones como las recibidas por diversos personajes como el estilista Norberto, el cantante Maluma y la analista Natalia Springer han sido el blanco de polémica, poniendo en duda los criterios para su entrega. “El número de condecoraciones en el país es exagerado, teniendo en cuenta que cada Alcaldía, Gobernación y Concejo puede entregar sus condecoraciones”, explica el profesor Hernán Olano, director del departamento de Historia de la Universidad de la Sabana. El profesor Olano calcula que la cantidad de condecoraciones en Colombia puede estar entre 300 y 350. Por su parte el senador Germán Varón, del partido Cambio Radical, impulsó en 2009 un proyecto de ley para limitar las condecoraciones que cada partido podía entregar en el Congreso. En ese momento Varón era presidente de la Cámara de Representantes y la propuesta se hundió. Según le explicó a RCN Radio el senador Varón, “de manera masiva se han entregado condecoraciones para generar espacios a los partidos políticos”. Asimismo recordó que el proyecto buscaba establecer “un máximo de 4 condecoraciones por partido cada 4 años, (que) obligaba a los partidos a priorizar a quién condecorar”. El senador Varón dijo que una nueva versión del proyecto no debe descartarse.