Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Protestas en Nicaragua
AFP

El Ministerio de Relaciones Exteriores reveló que en nombre del Gobierno Nacional, tomó la decisión de llamar a consultas al embajador de Colombia en Nicaragua, Alfredo Rangel. La medida que puede interpretarse como el paso previo al rompimiento oficial de las relaciones entre los dos países, se tomó a raíz de los hechos "violatorios de las garantías democráticas, de los derechos civiles y políticos del pueblo nicaragüense", según expresó la Cancillería. 

De acuerdo con lo informado, esto también “obedece al compromiso del Gobierno de Colombia con los valores y principios consignados en la Carta Democrática Interamericana y en la Carta de la Organización de Estados Americanos (OEA)". 

Lea también:  Duque sostuvo primer encuentro binacional con el nuevo presidente de Perú

Un llamado a consultas es una medida potestativa de cada país, que utiliza cuando se siente inconforme con una situación específica con otro Gobierno. Por esta, razón desde Colombia se expresó su rechazo a la "sistemática persecución contra la oposición política, el periodismo y el liderazgo social en Nicaragua".   

Entre tanto, el Gobierno de Colombia instó "al Gobierno de Nicaragua a la inmediata liberación de los presos políticos y a cesar esta persecución sistemática, así como a permitir el libre ejercicio de las libertades políticas y una elección democrática transparente y libre para que el pueblo nicaragüense escoja su destino".  

Le puede interesar: Exmilitares detenidos por magnicidio del presidente de Haití están en buenas condiciones de salud, revela Cancillería

Por ahora, tras este llamado a consultas, el Gobierno Nacional señaló que: "Continuará monitoreando el preocupante deterioro de la democracia en Nicaragua y buscando opciones, en conjunto con países de la región, que coadyuven al retorno de la institucionalidad democrática en la hermana nación centroamericana". 

A casi tres meses de las elecciones de ese país, se estima que hay 29 opositores detenidos, entre ellos siete aspirantes a la presidencia. El caso más reciente, atribuido al gobierno de Daniel Ortega, es el arresto del politólogo José Peraza, detenido por el supuesto delito de “menoscabo a la independencia y soberanía”, informaron las autoridades.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.