Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Carlos Camargo Assis, defensor del Pueblo
Carlos Camargo Assis, defensor del Pueblo
Cámara de Representantes

El defensor del Pueblo Carlos Camargo Assis les envió un mensaje a los organizadores del paro nacional previsto este 28 de abril y pidió ‘evaluar la pertinencia’ de las manifestaciones que se realizarán en Bogotá y en otras ciudades del territorio nacional.

El funcionario advirtió que el aumento de contagios y muertes por coronavirus tienen en jaque al sistema de salud y que es imprescindible evitar que los casos sigan aumentando.

“Como defensor del Pueblo quiero unir mi voz a todas las instancias médicas y científicas como el Colegio Médico de Bogotá, el Comité Epidemiológico, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre otros muchos que están alertando sobre la inconveniencia de convocar a movilizaciones sociales en este momento tan riesgoso para la salud y la vida de los colombianos”, dijo.

El defensor pidió reflexionar sobre la necesidad de llevar a cabo este tipo de manifestaciones en este momento y de ser así, que se garanticen todas las medidas de bioseguridad.

“Quiero invitar a los legítimos convocantes de estas movilizaciones a que evalúen la pertinencia en este difícil momento sanitario. Asimismo, que en todo caso garanticen que toda marcha se realice con el máximo respeto de la medidas de bioseguridad para proteger la vida de los manifestantes y de toda la ciudadanía”.

"La Defensoría del Pueblo defiende y protege el derecho a la protesta. Sin embargo, no quiero dejar de advertir los riesgos para la salud y la vida que se pueden afectar al ejercer dicho derecho en la precisa coyuntura que atravesamos. Hacemos un llamado a la serenidad, a la conciencia colectiva y al sentido de coyuntura con el fin de no exponer más personas a innecesarios riesgos pandémicos.

Camargo Assis también dijo que es preocupante el aumento de contagios y la situación que enfrentan los médicos en las principales ciudades, donde la infraestructura hospitalaria no da abasto para atender a los pacientes.

Manifestó que el momento crítico que vive el país, ha impedido que en algunas zonas se reciban a las personas contagiadas porque no hay capacidad para atenderlos.

Dijo que desde que inició la pandemia han fallecido 20 funcionarios de la Defensoría del Pueblo, mientras que 155 han resultado contagiados.

“Nuestros funcionarios han perdido la vida atendiendo a los ciudadanos diariamente, acompañando las marchas, visitando centros penitenciarios, atendiendo solicitudes, acompañando los procesos de vacunación en todo el país, entre otros”, concluyó.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.