Dos practicantes aseguraron que fueron víctimas de malos tratos por parte de sus jefes.

Fachada del Congreso de la República
Otra de las inconsistencias halladas por la Contraloría, fue producto de la revisión del balance General de 2016.
Foto: Colprensa

Dos pasantes de Ciencias Políticas y Gobierno de la Universidad del Rosario denunciaron que durante sus prácticas en la Comisión para la Equidad de la Mujer en el Congreso tuvieron que soportar tratos humillantes y la imposición de labores muy alejadas de sus respectivas funciones.

Leidy Pérez, una de las denunciantes le manifestó a Noticias Uno, que en lugar de actividades académicas, se convirtieron en las pasantes que “se encargaban de organizar las mesas, teníamos que limpiar la mesa, y después tuvimos que sufrir muy malos tratos por parte de Amanda”.

Esto en referencia a Amanda Arce una de las funcionarias de esta Comisión. La estudiante aseguró que las denuncias presentadas ante sus jefes y la  carta enviada a la bancada de mujeres en el Congreso, no recibieron ningún tipo de respuesta. 

En su momento, las senadoras Viviane Morales y Paloma Valencia se apersonaron del hecho pero finalmente no ocurrió nada. “Las cosas nunca cambiaron y nunca van a cambiar, fue algo muy molesto e incómodo”, agregó la universitaria.

Con la denuncia, las supuestas víctimas, esperan al menos se pueda evitar que nuevas situaciones de maltrato laboral se presenten para otras pasantes en la Comisión encargada de velar por los temas de equidad para las mujeres.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido