Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Fernando Carrillo
Fernando Carrillo.
RCN Radio

La Corporación Anticorrupción Internacional (Coraci), que denunció al general en retiro Rodolfo Palomino por presunto acoso laboral y sexual, ahora impulsará una denuncia ante la Corte Suprema de Justicia contra el exprocurador Fernando Carrillo.

Fuentes de la corporación explicaron que la denuncia -que se radicaría en los próximos días- está relacionada con una presunta alteración a la consecutividad de los fallos disciplinarios en el entonces despacho de Carrillo.

Lo anterior quiere decir que la Corporación tendría pruebas para afirmar que Carrillo, siendo procurador, firmó fallos disciplinarios que llegaron a su despacho después del fallo contra Palomino, dejándolo en espera.

Le puede interesarAntes de irse, Carrillo ordenó investigar posibles actos de corrupción en la Procuraduría

Supuestamente, el fallo contra Palomino -que lo destituyó e inhabilitó por trece años para ejercer cargos públicos- estuvo listo para firma en el despacho de Carrillo por más de un año.

Esta situación se habría presentado violando las normas que advierten consecutividad; es decir, los fallos deben firmarse conforme van llegando los casos a los despachos.

Por su parte, Isnardo Gómez, defensa del general (r) Palomino, también ha anunciado acciones en busca de que se revise el fallo alegando el derecho de presentar un recurso de reposición contra la decisión y posible prescripción de la investigación por demorar en emitir el fallo.

A Palomino se le investigó por supuestamente “influenciar irregularmente” al teniente coronel Reinaldo Gómez para que se retractara de unas denuncias que había elevado en el 2015, por presunto acoso laboral y sexual.

Lea en contextoGeneral (r) Palomino pedirá revisión de fallo que lo destituyó e inhabilitó

Según el fallo de la Procuraduría, Palomino ordenó que el coronel Flavio Mesa, entonces comandante del departamento de Policía de Cundinamarca, para que se contactara con el coronel Ciro Carvajal y entre los dos lograran que Gómez se retractara de sus denuncias.

Según el expediente, en esas denuncias Gómez advertía sobre un presunto acoso laboral en su contra derivado en “pretensiones amorosas y sexuales”, “preferencias sexuales del general” “ejercicio indebido del control disciplinario dando órdenes para sancionarlo, movido por pasiones sentimentales”.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.