Cargando contenido

MinInterior asegura que dicho grupo guerrilla “borró con el codo, lo que hizo con la mano”.

ELN
ELN
AFP

El Gobierno Nacional rechazó el atentado del ELN en zona rural del municipio de Tibú (Norte de Santander) que dejó cinco soldados muertos. El ministro del Interior, Guillermo Rivera aseguró que con este tipo de acciones, esa guerrilla se aleja aún más de la concreción de un posible acuerdo de paz.

Para el jefe de la cartera política, lo que ese grupo “hizo con la mano, lo borró con el codo”, al referirse a que un acto de buena voluntad como el cese unilateral anunciado para las elecciones, no justifica un acto de guerra como el ataque a esta caravana del Ejército.

Rivera asegura que al ELN se le acaba el tiempo para lograr un acuerdo y este tipo de acciones obligan al Gobierno a mantener congelados los diálogos.

 

Imagen eliminada.

 

 

“En la medida en que el ELN sigan desarrollando acciones terroristas y actuando demencialmente contra la población civil y nuestra Fuerza Pública, lo que está es evidenciando una absoluta incoherencia frente a la paz y mientras ello ocurra, no hay manera de reanudar el ciclo de conversaciones que estaba por reanudarse a principios de este año en Quito”, señaló. 

“El tiempo se le está acabando al ELN y ese grupo está perdiendo una oportunidad maravillosa de lograr la paz y la está perdiendo por cuenta de sus actuaciones demenciales y terroristas”, añadió.

El ministro del Interior dijo que el Gobierno Nacional no tolerará la incoherencia del ELN y dijo que el balón de la paz está en la cancha de ese grupo guerrillero.

El Ejército Nacional informó que una carga explosiva fue activada contra una patrulla de la institución a su paso por zona rural del municipio de Tibú, Norte de Santander, hecho que acabó con la vida de cinco uniformados.

Este hecho también dejó 10 militares heridos que fueron trasladados a centros asistenciales de la zona.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido