Cargando contenido

Mientras el uribismo defiende la medida, la oposición dice que generará más violencia.

Con este caso han retornado las amenazas a los líderes en Tumaco.
Con este caso han retornado las amenazas a los líderes en Tumaco.
AFP

La nueva norma expedida por el Ministerio de Defensa sobre el porte de armas en el país, desató toda una serie de opiniones de diferentes sectores políticos.

Algunos cirticaron duramente al Gobierno Nacional, argumentando que la directriz generará más violencia en Colombia por la flexibilización de los requisitos para obtener los permisos.

El senador Armando Benedetti cuestionó el concepto del ministro Guillermo Botero sobre las “personas de bien”.

Lea también: Gobierno anunció la nueva directriz para el porte de armas

“La gran mayoría de los asesinos fueron hombres de bien antes de disparar, es concepto que maneja el ministro de Defensa sobre hombres de bien, es muy raro. Ese concepto va a generar que más personas tengan más personas, haya más muertos, más robos, más extorsión, más violencia, más microtráfico, es el caos otra vez”, manifestó.

La senadora Aida Avella recordó que una medida de esta naturaleza provocó el surgimiento de los paramilitares.

“Eso es como un regreso al pasado. Eso mismo dijeron hace más de 25 años cuando quisieron armar a la gente para que se defendiera y crearon las Convivir y esa organización fue el centro de operaciones de los paramilitares en varias regiones del país”, señaló. 

Otros indican que esto significará que más de medio millón de armas podrán rodar por las calles del país.

Sin embargo, el Centro Democrático salió en defensa de la directriz expedida por el Ministerio de Defensa. El representante Christian Garcés afirmó que cada semana habrá una revisión de las solicitudes para portar armas, lo cual generará más transparencia.

Le puede interesar: Desde Cambio Radical piden la renuncia del contralor de Bogotá

Se mantienen las restricciones buscando que pocas armas tengan en nuestro país, pero se definió un mejor proceso para que todas las solicitudes por seguridad y urgencia puedan ser estudiadas y por primera vez en la reglamentación se tendrán en cuenta las condiciones laborales, comerciales y profesionales de los que hacen las solicitudes”, indicó.

El Gobierno nacional señaló que con esta directriz se combate la distribución ilegal de armas de fuego y el monopolio de las mismas sigue estando en manos del Estado.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido