Consideran que los atentados y ataques ejecutados la última semana rebosaron la copa.

ELN
AFP

En el Congreso de la República insisten en que el Gobierno Nacional no puede seguir sentado en la mesa de diálogos con el ELN cuando ese grupo arremete contra la población civil y atenta contra la infraestructura del país.

Esta vez desde el Partido Liberal exigieron la suspensión definitiva de la mesa de diálogos con ese grupo, y pidieron ejercer la autoridad y la persecución contra sus integrantes.

La representante a la Cámara y aspirante al Senado Olga Lucía Velásquez aseguró que el ELN no tiene voluntad de paz.

El Gobierno debe ejercer autoridad, debe garantizar la soberanía que además garantice la protección de la vida de todos los colombianos. No puede desgastarse el Gobierno en salir de un conflicto a través del diálogo con el ELN cuando ellos de manera abierta han dicho que no quieren solucionar este conflicto, no tienen la voluntad de hacerlo y cuando no hay voluntad lo que se necesita es autoridad del Estado”, señaló.

Mientras que el senador Guillermo García Raalpe manifestó que esa guerrilla se sigue equivocando si piensa doblegar al Estado con estos hechos violentos.

“Sigue el ELN en una actitud violenta, criminal y terrorista que la sociedad colombiana no va a entender y por supuesto va a reaccionar contra el proceso de paz con ello. No tiene nada de revolucionario la contaminación de las aguas a través de la voladura de oleoductos, matar la fauna acuática, se sigue equivocando el ELN”, manifestó.

Las directivas del Congreso también solicitaron al Gobierno Nacional acabar el proceso que se desarrolla en Quito (Ecuador) con el ELN.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido