Cargando contenido

En un comunicado apócrifo, un grupo de presuntos guerrilleros indican que se están reorganizando estructuralmente en diferentes regiones del país.

TIMOCHENKO

En un comunicado apócrifo, presuntos guerrilleros de la Farc-EP,  que dicen ser “genuinos herederos” de Manuel Marulanda  y Jacobo Arenas, aseguran “que el desmantelamiento, desarme y entrega del Movimiento guerrillero constituye un flagrante acto de traición por parte de Timoleón Jiménez, Carlos Antonio Lozada, Pastor Alape y Mauricio Jaramillo”.

Señala el comunicado que los mencionados “se valieron del ascenso pérfido y traicionero a los máximos cargos de dirección para acometer semejante infamia contra la clase trabajadora colombiana”, calificándolos como la “banda de los cuatros” que “esperó pacientemente la muerte de los verdaderos jefes del Secretariado para tomarse la Dirección y llevar a cabo su nefasto plan”.

Añaden que la supuesta dirección de las Farc que firma el comunicado que “que la nueva dirección del partido de la rosa (los verdaderos disidentes), está al servicio del Gobierno Nacional, él los mantiene, les paga arriendo en lujosos edificios en Bogotá con un séquito de guerrilleros desmovilizados ahora como empleados a sueldo. No sufren la falta a servicio, de comida, de seguridad que padecen sus otros compañeros en los ETR. Les pagan la traición a la Farc EP con comodidades”.

Recalcan que la historia le está daño la razón y que se está dando “el rearme y organización estructural de la FARC EP, a la recuperación de los bienes usurpados por los oportunistas y socialdemócratas, al rescate de los guerrilleros dispersos que llegan de nuevo a su casa al comprobar la traición al proceso de paz, el incumplimiento de los acuerdos y la entrega del movimiento guerrillero”.

De otro lado, los supuestos miembros de la disidencia de las Farc que no se acogieron al proceso de paz, acusan a la dirigencia del nuevo partido político de varios crímenes contra ex comandantes del grupo guerrillero y   afirman que “la incapacidad militar e ignorancia política de Timo lo llevó siempre a ser un comandante parásito por más de 30 años. Funesto para las FARC caer en manos de un títere manipulable que en algún momento de su oscura vida guerrillera se vendió al enemigo de clase. Oscar Naranjo, Juan Manuel Santos y la Comandancia de las FF.MM. son sus jefes”.

Los expertos de inteligencia militar y las autoridades investigan la veracidad de este documento que fue enviado por redes sociales y a los autores del mismo.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido