Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Presidente de Colombia, Iván Duque.
Presidente de Colombia, Iván Duque.
Cortesía: Casa de Nariño

El presidente Iván Duque hizo una analogía entre la búsqueda de la paz y el fútbol, y aseguró que muchas veces las copas o premios se les entregan a quienes han cometido las peores faltas, que por su gravedad merecían una tarjeta roja.

Expresó que en la formación de los menores a temprana edad se debe crear conciencia sobre el juego limpio para aportar los mejores valores a la sociedad.

“Desafortunadamente, muchas veces lo que ha ocurrido con la construcción de paz es que le entregan la copa a los que han cometido las peores faltas, que debieron ser castigadas con una tarjeta roja. Si desde edad temprana formamos bien a nuestros niños, no necesitaremos sacar tarjetas amarillas de advertencias, sino que en la consciencia colectiva estará el juego limpio”, sostuvo Duque.

Vea también: No es justo seguir viviendo esta violencia, expresa Francia Márquez

La declaración del mandatario se dio en la Casa de Nariño, en el marco de la firma del proyecto 'Deporte como garantía de los derechos humanos para la niñez'.

Esta iniciativa, liderada y financiada por Gran Tierra Energy, será implementada por el FC Barcelona y la Fundación del Barça en colaboración con el Gobierno Nacional.

Recientemente, Naciones Unidas urgió al gobierno colombiano a no reabrir elementos clave del acuerdo de paz con la extinta guerrilla de las Farc, lo cual en su opinión genera incertidumbre y pone en peligro el histórico proceso que puso fin a medio siglo de conflicto armado.

El presidente Iván Duque busca modificar parte del acuerdo porque considera que éste es demasiado indulgente con los guerrilleros que cometieron delitos graves.

Le puede interesar: CIDH mantiene en firme reunión con la JEP

Suscrito a finales de 2016, el pacto prevé que los responsables de delitos graves cometidos durante el conflicto, ya sean exguerrilleros o militares, reciban penas alternativas a prisión si confiesan sus crímenes, reparan a las víctimas y nunca más vuelven a ejercer la violencia.

"En un clima de incertidumbre -para las víctimas, para aquellos sujetos a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), para los miembros de las Farc que esperan fondos para la reintegración económica y social y para las comunidades que han sufrido por el conflicto-, la mayor incertidumbre sería reabrir elementos clave del acuerdo de paz", advirtió el jefe de la misión de verificación de la ONU en Colombia, Carlos Ruiz Massieu, ante el Consejo de Seguridad.

Entretanto, el director de la Agencia Nacional para la Defensa Jurídica del Estado, Camilo Gómez, aseguró este lunes que la seguridad jurídica para el funcionamiento de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) está garantizada.

En medio de un cruce de cartas entre el Ministerio de Relaciones Exteriores, la JEP y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), ante la respuesta negativa de la Cancillería a una audiencia solicitada por la JEP en ese organismo internacional, Gómez aseguró que "la seguridad jurídica está dada".

"Más que lavar la ropa sucia en casa, es sentarnos y plantearnos los puntos de vista directamente. Es mucho más fácil que meternos en discusiones internacionales", dijo el funcionario.

En la audiencia, que se adelantará de manera reservada esta semana, se discutirán temas relacionados con el monitoreo que hace la CIDH al acuerdo de paz firmado entre el Gobierno y las Farc, así como la entrega de información de los avances en materia de protección a las víctimas del conflicto armado.

Fuente

Sistema Integrado de Información y AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.