Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Álvaro Gómez Hurtado y el vehículo en que se movilizaba cuando fue asesinado, el 2 de noviembre de 1995 en Bogotá
Álvaro Gómez Hurtado y el vehículo en que se movilizaba cuando fue asesinado, el 2 de noviembre de 1995 en Bogotá
Fotos de Colprensa

El presidente Iván Duque hizo duros cuestionamientos al pronunciamiento de las antiguas Farc EP, que se atribuyeron ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) el crimen del líder político conservador Álvaro Gómez Hurtado.

“Adjudicarse esos crímenes cuando ya hay garantías de que nadie va a pagar cárcel no deja de generar dudas, sospechas y preocupaciones. Yo como colombiano lo único que quiero es que ese crimen sea esclarecido y no quede ningún ápice de duda”, aseveró el mandatario con evidente molestia.

Señaló además que si “alguien se lo atribuye y no corresponde a la verdad”, debe tener conocimiento que “también es un delito por obstruir a la justicia”.

Este sábado se conoció una carta que envió el antiguo secretariado de las Farc a la JEP, el pasado 25 de septiembre, en el que reconocían varios crímenes entre ellos el del líder político.

“Reconocemos que fue un error haber asesinado a un político de la talla de Álvaro Gómez Hurtado. (…) pedimos perdón a la familia, amigos, copartidarios y al país entero por haberle arrebatado a la democracia y a la paz del país a un hombre como Álvaro Gómez Hurtado”, señala la misiva.

En ella se atribuyen también los asesinatos de Hernando Pizarro León-Gómez, 25 de febrero de 1995; homicidio de José Fedor Rey (“Javier Delgado”), 30 de junio de 2002; homicidio de Jesús Antonio Bejarano, 15 de septiembre de 1999; homicidio del general ( r ) Fernando Landazábal Reyes, 12 de mayo de 1998; y el homicidio del representante a la Cámara Pablo Emilio Guarín, 15 de noviembre de 1987.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.