Cargando contenido

Hay menores que aún viven en los Espacios Territoriales.

Zona veredal de las Farc.
Una de la zonas veredales de las Farc.
Foto: Colprensa

De acuerdo con cifras oficiales que fueron reveladas por el Gobierno Nacional, durante el proceso de paz y la firma de los acuerdos con la extinta guerrilla de las Farc, nacieron más de 2.400 niños y niñas hijos de ex combatientes.

De esa cifra global, según la oficina de la Consejería Presidencial para la Estabilización y Consolidación, 617 niños y niñas, permanecen en los Espacios Territoriales (ETCR), zonas en donde se encuentran los ex guerrilleros en proceso de reincorporación.

Le puede interesar "No he oído a nadie en el Gobierno en contra del proceso de paz": Carlos Enrique Moreno

Los datos suministrados por el Gobierno Nacional señalan que “actualmente hay 2.449 niñas y niños, de 0 a 5 años, hijos de personas en proceso de reincorporación. De ellos, 617 niñas y niños,viven en los ETCR”.

El segundo hijo de 'Timochenko'

Sería en un momento de tregua, en uno de esos pocos instantes felices que podría permitirse Rodrigo Londoño, conocido en su época de combatiente como 'Timochenko', cuando conoció a la mujer que trajo a la vida a su segundo hijo: Joan Rodrigo.

Este acontecimiento, celebrado por el líder del partido  Farc, se dio como si se tratara de las más grande de sus victorias y valiera más allá que todos los sinsabores que acumuló durante sus muchos años sumergido en la guerra.

La historia

Hace casi un año, Jhoana Castro, una mujer alta, de piel morena y grandes ojos oscuros se puso su mejor gala para asistir a una fiesta a la que fue invitada por casualidad. La mujer no sabría entonces que el hombre de barba encanecida que la invitó a bailar era el comandante de las Farc, una de las guerrilla más antigua de América Latina. 

No supo tampoco en aquel momento que sería la madre del segundo hijo de ese hombre, ni que su destino sería estar a su lado en el momento final de su vida de guerrero insurgente, justo en el declive de sus mejores años, para acompañarlo de manera silenciosa en la reincorporación a la sociedad civil colombiana, por medio de lo pactado en el Acuerdo de Paz. 

Entre la selva y el monte, entre los matorrales, las cordilleras y los ríos que recorrió Londoño hace décadas, 'Timochenko' ya había sentido la incertidumbre de la paternidad cuando tuvo su primera hija por el año de 1990. Sin embargo, se trató de una felicidad amarga pues la niña y su madre estuvieron a punto de ser secuestradas cuando residían en Bogotá, por lo que tuvo que enviarlas a España para salvarlas de los males desatados por la  guerra.

¿El hijo de la paz?

Hoy el panorama es distinto y su hijo Joan puede nacer entre la tranquilidad de un proceso de paz, que al menos podría permitirle un destino más ameno que el de su hermana. Por esa razón, Timochenko no dudó en compartir con la opinión pública su alegría, como si ese pequeño, fuera una reivindicación de todas sus luchas. “Viva la vida. Nació Joan Rodrigo.

Para La Paz todo para la guerra nada”, aseguró en su cuenta de Twitter el líder de las Fuerzas Alternativas Revolucionarias del Común sobre el hecho.

Sin embargo, ¿Es este un nacimiento producto de la paz? Para varios internautas el asunto no es así, pues demostraron un rencor virulento en la publicación a través de imágenes de mutilados, heridos y muertos que le atribuían a las Farc y que buscaban recordarle a Timochenko sus culpas.

Lea también Macías dice que nunca ha cometido delitos, tras críticas por su 'jugadita'

Por otra parte, otros Twitterosse aventuraron a llamar al recién nacido Joan Rodrigo “el hijo de la paz”, inclusive una mujer llegó a confesar: “Yo antes lo odiaba, lo odiaba mucho, ahora soy tía y estoy enamorada, deseo para usted lo mismo que para mi familia”.

Finalmente, según informes de las Farc ya hay más de 150 niños nacidos después del Acuerdo de Paz que están creciendo en Espacios Territoriales de Incorporación y Capacitación que están distribuidos por todo el país.

En este sentido, el nuevo integrante de la familia Londoño parece ser un respiro para el momento de crisis que vive el Partido Farc en el marco de la desaparición de 'Santrich' y demás exguerrilleros que no han querido comparecer ante la Jurisdicción Especial para la Paz.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido