Cargando contenido

El senador Armando Benedetti, citante al debate, advirtió que estarían en riesgo las vías 4G por todo lo que ha pasado.

Expresidente Juan Manuel Santos
La reelección de Santos en 2014 está en debate.
Colprensa

El debate a la ministra de Transporte, Ángela María Orozco, por el caso de Odebrecht y la Ruta del Sol II, comenzó con serios cuestionamientos al anterior Gobierno, al expresidente Juan Manuel Santos y a las exministras Cecilia Álvarez y Gina Parody.

El senador Armando Benedetti, citante al debate, afirmó que el responsable de todo lo que ha pasado, es el anterior Gobierno.

El real problema de por qué estamos en tribunales y todo lo demás lo tiene el Gobierno Santos, porque lo que hizo fue liquidar el contrato para que los bancos puedan seguir buscando indemnizaciones”, manifestó.

Acusó a la exministra de Transporte Cecilia Álvarez, de haber gestado de forma ilegal la construcción de la carretera Ocaña-Gamarra, para beneficiar a la también ministra Gina Parody.

Le puede interesar: ¿Congresistas estarían haciendo lobby a favor de EPS corruptas?

“A Cecilia Álvarez se le ocurrió hacer esa adición y cuando estaba en el Fondo de Adaptación ya había mandado a hacer los diseños de esa vía, y cuando fue ministra se los llevó para el Ministerio. La Ruta del Sol es algo vertical y lo de Ocaña-Gamarra es una vía horizontal donde hay un puerto de la familia Parody, que le interesaba que tuviera una salida especial”, indicó.

Además afirmó que “a partir del año 2014, 2015 y 2016, sobre todo a partir de este último, todos sabían que se estaba cometiendo un delito, todos sabían que todo lo que se hiciera en ese momento, era un delito”.

Benedetti también cuestionó a la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez y advirtió que las reuniones que se hicieron para la búsqueda de un acuerdo sobre el lío de la Ruta del Sol II, no se adelantaron en el Ministerio de Transporte.

Lea también: ¿Por qué Andrés Pastrana fue salpicado en escándalo de Jeffrey Epstein?

¿Por qué las reuniones se hicieron en la Vicepresidencia?, la vicepresidenta no podía estar ahí, ella fue integrante de la junta del Banco de Bogotá y por eso no podía”, indicó.  

De igual manera, el congresista advirtió que estarían en riesgo las vías 4G, debido a que los bancos amenazaron con no prestar más dinero para la construcción de las carreteras, tras el fallo del Tribunal de Arbitramento que determinó que la deuda tan solo es de 200.000 millones y no de 1,2 billones.

El senador Jorge Enrique Robledo también se pronunció durante el debate de control político para volver a cuestionar a la ministra de Transporte, Ángela Orozco, y a la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez por el arreglo que intentaron hacer con los bancos por el lío de la Ruta del Sol.

La ministra debe renunciar entre otras razones por la irresponsabilidad de habernos metido en ese absurdo de casi perder un billón de pesos, pero además ella está impedida por haber tenido negocios con el Grupo Aval, pero la señora Marta Lucía Ramírez está más impedida para actuar en los asuntos del Grupo Aval”, indicó.

El expresidente Álvaro Uribe hizo una férrea defensa de las actuaciones de la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez y de la ministra Ángela Orozco, diciendo que las reuniones con los bancos para lograr un acuerdo, se hicieron de cara al país.

“La señora vicepresidenta estuvo en la reunión en la Vicepresidencia, hace 14 años salió como suplente de la junta del banco de Bogotá, la señora vicepresidenta es amiga de muchos colombianos, no tienen amistad entrañable con Luis Carlos Sarmiento, con nadie de esos bancos, con nadie de esos grupos, con nadie de esos concesionarios”, manifestó. 

“Que no vengan a hablar aquí de la silla giratoria, ni a inventar impedimentos que no hay. A mí me extraña que en un país que han legalizado la impunidad del narcoterrorismo, vengan a afectar la honra de dos sobresalientes mujeres colombianas”, añadió.

El Partido Conservador salió en defensa de las actuaciones del Gobierno Nacional frente al caso de Odebrecht y la Ruta del Sol y respaldó el laudo del Tribunal de Arbitramento que determinó que la deuda con los bancos tan solo era de un poco más de 200.000 millones.

El senador Efraín Cepeda afirmó que “esto ha llegado a buen puerto y así como he tenido diferencias con la señora ministra, con la vicepresidenta, y con las entidades financieras, debo decir que yo encuentro ajustado a derecho y conveniente para el erario público esta decisión”.

Los congresistas esperan que las autoridades continúen avanzando en las investigaciones que se adelantan por todos los hechos relacionados al escándalo de corrupción de Odebrecht.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido