Cargando contenido

Un grupo de ciudadanos le gritaba “fuera Uribe”, a lo que respondió: “Hacen silencio o los callamos”.

Senador Álvaro Uribe Vélez
Senador Álvaro Uribe Vélez
Foto: AFP

El expresidente Álvaro Uribe continúa sus correrías políticas por todo el país para impulsar sus candidatos a las elecciones regionales del mes de octubre, en las que se elegirán alcaldes, gobernadores, concejales y diputados.

En este oportunidad, el senador Uribe estuvo en el municipio de La Calera (Cundinamarca). Allí, el exmandatario fue recibido por un grupo de ciudadanos que lo abucheó y con pancartas protestaron por su presencia en esa población.

Los carteles contenían frases como: “Fuera Uribe” y “Uribe no es bienvenido en La Calera”.

Le puede interesarUribe plantea reforma al Gobierno para acabar Contralorías Regionales

Durante su discurso en la tarima, el senador habló de las iniciativas que emprendió desde la Presidencia de la República para garantizar la seguridad en ese municipio.

En el 2002 La Calera estaba asilada por el terrorismo. Por aquí la Farc le hacía ojitos a Bogotá y ya se habían apoderado de algunos sitios. Vino la seguridad democrática, el país estaba en una tercera parte en poder de la guerrilla, una tercera parte en poder de los paramilitares y el resto en riesgo”, indicó.

Yo le he preguntado a los gritones, que ya están muy anémicos porque salen muy poquitos (al referirse a quienes lo abucheaban), ¿Qué querían que hiciera yo? ¿Que llegara a la Presidencia a sentarme a tomar té y a conversar y a recibir visitas? No, yo llegué a ejercer autoridad y a derrotar a los bandidos”, añadió.

Más informaciónFajardo le pide a Petro que descanse: "No hay necesidad de tantas mentiras"

Sin embargo, generó polémica una frase que utilizó Uribe para exigir silencio mientras se estaba dirigiendo al público: “yo les voy a pedir, hacen silencio o los callamos”.

Cuando se bajó de la tarima, los abucheos no pararon y los gritos de “fuera Uribe” seguían creciendo, lo cual disgustó al senador del Centro Democrático, quien se acercó a la multitud a saludar y a contestar visiblemente alterado: “sáquenme, sáquenme”.

Los gritos también fueron contrarrestados por un amplio grupo de personas que también levantó la voz para apoyar al expresidente Uribe.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido