Cargando contenido

Las directivas se pronunciaron luego de que el director de un portal agrediera a una periodista.

Ernesto Macías, presidente del Congreso
Ernesto Macías, presidente del Congreso
Foto de Colprensa

El Congreso de la República se pronunció luego de que Gustavo Castro, director de un medio llamado ‘Revista del Congreso’, agrediera físicamente a una periodista que le exigía el pago por un trabajo realizado.

El presidente del Senado, Ernesto Macías, aclaró que dicha publicación no es institucional, y anunció que por lo ocurrido, se está buscando la manera de prohibir el ingreso del representante de dicha revista.

Lea también: Periodista denunció que director de un portal la agredió

“Estamos estudiando las sanciones para una persona que no tiene nada que ver con el Congreso, porque esa revista no tiene nada que ver con el Congreso, y vamos a tomar medidas para suspender el ingreso de esas personas, y revisar que es lo que está pasando con esas revistas que a nombre del Congreso se ganan una plata y golpean a una periodista”, señaló.

Ninguna mesa directiva ha autorizado el uso del nombre del Congreso para esas revistas. Esa es una publicación privada o particular”, añadió.

Por su parte, el secretario general del Senado, Gregorio Eljach, informó que evaluarán el uso comercial que se le está dando al nombre del Congreso de la República sin autorización.

“Hay una instrucción precisa del presidente de la corporación para que se examine la legalidad del uso con fines comerciales del nombre institucional del Congreso de la República y hecha esa tarea se van a tomar las medidas legales conducentes a evitar que esto siga sucediendo para la transparencia del uso del nombre institucional”, manifestó.

Le puede interesar: 'Jesús Santrich' se posesionaría este martes como Congresista

La periodista Maryory Andrea Carvajal fue golpeada por Gustavo Castro, quien es dueño de esta revista, cuando ella y su compañera llevaron a las instalaciones de ese medio de comunicación una cuenta de cobro por varios meses de trabajo.

Castro fue conducido a la URI de Puente Aranda para ser judicializado por lesiones personales. El Senado y la Cámara de Representantes lamentaron los hechos y pidieron sanciones ejemplares para el agresor.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido