Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Presidente Iván Duque, durante su visita oficial a Washington
Presidente Iván Duque
AFP

Durante su intervención en la Cumbre de Liderazgo Femenino y Transformación Digital, organizada por la Cámara de Comercio Colombo Americana (AmCham Colombia), el presidente Iván Duque reiteró el llamado de urgencia para que el país dé el debate sobre la reforma tributaria a la que el Gobierno llamó Agenda de Transformación Social Sostenible.  

De acuerdo con el mandatario, "si no se actúa rápidamente en la estabilización de las cuentas fiscales, estaremos viendo en 2022 y 2023 una competencia feroz de los países por alcanzar los niveles de liquidez y endeudamiento”; sin embargo, aún no se conoce el texto final del proyecto que se presentará ante el Congreso de la República. 

Lea también: Vuelve la fumigación con glifosato a Colombia: Duque ya firmó el decreto

El mandatario enfatizó en que "esta reforma es necesaria por los más vulnerables y por la estabilización de las finanzas públicas", pero también para "mantener la credibilidad y la confianza que ha existido siempre nuestro país, sobre todo, en momentos donde todo el planeta va a estar compitiendo por recursos de endeudamiento en los próximos años".  

El presidente Duque señaló que la medida que busca adoptar Colombia, también se está implementando en países como Estados Unidos, Alemania, España, Australia, entre otros, "quienes son conscientes que lo que se ha destinado para atender la pandemia, los esfuerzos de endeudamiento y de déficit deben empezar a estabilizarse en las finanzas públicas. Mucho más cuando las cifras del Fondo Monetario hablan de una relación de deuda-PIB del 99% a nivel mundial".  

Le puede interesar: Reactivación económica y lucha contra el narcotráfico: compromisos de Colombia y EE.UU.

Advirtió que "si no se actúa rápidamente en la estabilización de las cuentas fiscales, estaremos viendo en los años 2022 y 2023 una competencia feroz de los países por alcanzar los niveles de liquidez y endeudamiento necesarios para financiar sus presupuestos".  

El mandatario también defendió la medida señalando que no "es una discusión menor, ni pueril, ni anodina o circunstancial; es un deber de los países estabilizar sus finanzas públicas y es mejor hacerlo a tiempo y con responsabilidad. Pero, también con esa bandera de seguir protegiendo a los más vulnerables porque la pandemia no ha terminado". 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.