Cargando contenido

El mandatario rechazó el atentado con carro bomba que dejó tres militares heridos.

Presidente Iván Duque
Presidente Iván Duque
Presidencia de la República

Como un ataque cobarde calificó el presidente Iván Duque Márquez, el atentado con carro bomba perpetrado en Cubará, Boyacá y que dejó un saldo de tres militares heridos.

El mandatario repudió el hecho al tiempo que afirmó que este "ataque cobarde del ELN” demuestra que, por parte de ese grupo armado ilegal, “no hay ninguna voluntad de acercarse genuinamente hacia una paz”.

El jefe de Estado afirmó, tras su intervención en la Cumbre de Alcaldes de Ciudades Capitales, que en el caso del atentado, “no se produjeron víctimas fatales, gracias a Dios”.

Lea además:  Acuerdo ambiental de Escazú deberá pasar por el Congreso

Duque sostuvo además que “ellos (el ELN) lo que estaban buscando era atentar contra una de las unidades militares. Ellos están buscando afectar a la Fuerza Pública, porque saben que la Fuerza Pública los tiene asediados y debilitados”.

Para el mandatario, el ataque así como otras acciones ocurridas esta semana en carreteras de Antioquia, demuestra que el ELN no tiene una verdadera voluntad de paz.

Por tanto, señaló que para que comience un proceso de diálogo, el grupo armado debe demostrar con hechos que en realidad quiere la paz, como “la liberación inmediata de los secuestrados y ponerle fin a los actos criminales”.

“El mensaje de todo el país hacia el ELN es que los vamos a enfrentar con toda la capacidad del Estado”, expresó el jefe del Estado.

Lea también:  Menor falleció en accidente de tránsito con un alimentador en aeropuerto El Dorado

Puntualizó que “este país no puede seguir bajo la idea de que el ELN manda señales de hablar de paz, pero comete actos de violencia”.

Autoría 

 

El Gobierno Nacional atribuyó a la guerrilla del ELN el estallido de un carro con explosivos, en hechos sucedidos cerca a una base militar en Cubará, Boyacá, y que dejó tres militares heridos.

El viceministro del Interior, Francisco José Chaux, manifestó que el hecho ocurrió cuando se encontraba dialogando con la comunidad u'wa, líderes sociales de los departamentos de Arauca, Boyacá.

"Los insurgentes lanzaron artefactos explosivos que pusieron en riesgo la vida de mujeres, niños, líderes sociales y defensores de Derechos Humanos, y de manera cobarde interrumpieron este diálogo que se sostenía con la comunidad", dijo el funcionario.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido