Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Juan Carlos Galindo, registrador nacional del Estado Civil
Juan Carlos Galindo, registrador nacional del Estado Civil
Colprensa

La Registraduría Nacional del Estado Civil le respondió este mismo miércoles al Consejo Nacional Electoral (CNE), quien horas antes le había dejado la responsabilidad de definir el embargo que solicitó la Contraloría de Bogotá en contra de los recursos que le corresponden a la campaña de Gustavo Petro, por la reposición de votos.

En una carta enviada a los magistrados del CNE, el registrador Juan Carlos Galindo aseguró que si bien la entidad que él dirige es la ordenadora del gasto, el tribunal electoral es el administrador del Fondo Nacional de Financiación Política.

Lea también: En manos de Registraduría posible embargo a dinero de campaña Petro

Según Galindo, es el Consejo Electoral el que debe determinar de qué manera se giran los recursos de reposición de cada candidato.

“Como ordenador del gasto del Fondo, tan solo podré dar cumplimiento a lo solicitado una vez reciba las instrucciones que el CNE disponga como administrador del Fondo, respecto del monto de los recursos que le correspondan y del destinatario de los mismos. Lo anterior, una vez el Ministerio de Hacienda gire los recursos para la reposición de votos”, indica la carta del registrador nacional.

La Contraloría de Bogotá había pedido embargar los dineros que le corresponden a los movimientos Colombia Humana y MAIS, debido a la multimillonaria deuda que tiene Gustavo Petro con el Distrito, por haberle causado detrimento patrimonial con las decisiones que tomó sobre el esquema de aseo y las tarifas de Transmilenio.

Le puede interesar: Mindefensa reconoce fallas en aplicación del Código de Policía

El Consejo Nacional Electoral le había aprobado por concepto de reposición de votos 23.871 millones de pesos a las organizaciones políticas que avalaron a Gustavo Petro, en las pasadas elecciones de primera vuelta. Para la segunda vuelta, esos dineros ascienden a alrededor de 50.000 millones.

Este 'choque de trenes' entre el CNE y la Registraduría sigue dejando en el limbo la plata que le corresponde no solo a algunos partidos, sino a Bancolombia y otros acreedores que financiaron la campaña presidencial del hoy senador de la República.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.