Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

dezabala

RCN Radio conoció la historia de un joven de 16 años que vive en el corregimiento de Caño del Oro, zona insular de Cartagena y pese a sus limitaciones físicas sueña con ser un gran cantante.

Es invidente y registra obesidad mórbida desde hace 4 años; esta enfermedad ha dificultado que realice las diferentes actividades normales de un joven de su edad, a tal punto que ya tuvo que dejar de ir a la escuela.

No obstante, sigue con su sueño intacto de convertirse en cantante, mientras cuenta que sus artistas favoritos son Darío Gómez y Diomedes Díaz, artistas de quienes suele cantar sus canciones como una actividad muy importante en su diario vivir.

Su madre, Asmín Díaz, manifiesta que ella le brinda sólo lo que puede conseguir, pues no tiene los recursos suficientes para atender la demanda que significa una dieta balanceada para el joven.  

Así mismo pide ayuda para su hijo y resalta que antes lo tenía en la escuela, a pesar de su discapacidad visual, pero que con el aumento de peso, ya le fue difícil trasladarlo hasta allá. Logrando con ello,  que ya tenga un tiempo sin recibir clases.

El director de la fundación Gorditos de Corazón, Salvador Palacios, visitó y valoró al menor y afirmó que si no se atiende a tiempo, puede registrar un accidente cerebrovascular en cualquier momento. Pues está viviendo la vida de un adulto de 80 años.

El galeno manifestó además que a raíz de la edad no es posible realizarle un bypass gástrico, pues la cirugía tiene una contraindicación y es que el cuerpo después de intervenido no absorbe los nutrientes por completo. Nutrientes que aún necesita para poder seguir desarrollándose.

La próxima semana será traslado a la ciudad de Medellín donde recibirá un tratamiento conocido como bypass natural, con el cual no solo se trabaja con el estilo de comer del joven, sino también le ayuda a controlar la ansiedad y a reactivar su metabolismo.

Los especialistas aseguran que el metabolismo del joven está detenido desde hace cuatro años, generando con ello que todo lo que consuma se convierta en grasa.

La meta de la fundación Gorditos de Corazón es que en 6 meses haya perdido más de 70 kilos y empiece a vivir como un joven de su edad y que en un futuro se convierta en el gran cantante que sueña ser.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.